Móvil o fijo, hablar por teléfono sigue siendo algo que hacemos con frecuencia.
En Fuentenovilla, el fijo funciona, pero no la telefonía móvil. Y la conexión a Internet, a ratos.

La localidad de Fuentenovilla lleva desde el domingo pasado, 19 de septiembre, sin cobertura de móviles y con un servicio de Internet «deficiente», alternando periodos con conexión y otros en los que no la hay. «De esta manera, es imposible trabajar para todas aquellas personas que dependen de los teléfonos y del ordenador», lamenta su alcaldesa, Monserrat Rivas.

El Ayuntamiento ha formulado, desde ese día, numerosas reclamaciones, «aunque para ello haya que sufrir esperas al teléfono fijo, que es el único que funciona, de más de una hora», detalla Rivas. Hasta el momento, ninguna ha dado fruto.

Avería en la zona

«Nos dicen que hay una avería en la zona, pero estimamos que una semana es tiempo más que suficiente para arreglarla, y que, por otro lado, al menos merecemos un trato personalizado, con una información precisa de cómo se encuentran los trabajos. Ahora, cuando nuestros vecinos nos preguntan, no podemos decirles nada», razona Rivas.

Por eso, el Ayuntamiento de Fuentenovilla lamenta el trato que Movistar le está dando a la localidad. «Que sólo seamos 600 vecinos no quiere decir que no tengamos los mismos derechos que los demás. Si se quiere apostar por el medio rural, y por frenar la despoblación, hay que ampliar la comunicación vía Internet, no cortarla o no ocuparse de ella debidamente, como está haciendo ahora Movistar», explica la alcaldesa.

Más información: