La Sección Segunda de la Audiencia Provincial de Albacete tiene previsto juzgar el próximo viernes, 4 de diciembre, a M.M.V.R., por cometer presuntamente un delito continuado de estafa y un delito de hurto mientras realizaba su trabajo como cuidadora de S.C.E., quien padeciese Alzheimer y, por lo tanto, no poder valerse por sí misma. El caso lleva meses pendiente de ser juzgado definitivamente, como se puede comprobar en el enlace a una anterior noticia de LA CRÓNICA, al pie de esta misma información.

Según consta en el escrito de la Fiscalía, los hechos habrían sucedido en 2016, año en el que empezó a trabajar como cuidadora, cuando la acusada con intención de obtener beneficio económico, hacía ir a S.C.E. al banco CCM donde tenía una cuenta corriente, y con un pretexto que no se conoce le hacía realizar reintegros.

Una veintena de reintegros

En el escrito se expresa que fueron al menos 19 reintegros realizados desde el 2 de febrero hasta el 29 de abril de 2016, a los que la Fiscalía añade otros tres más en el mes de mayo, realizados en el cajero.

Tras retirar el dinero, S.C.E. le entregaba a la acusada el dinero que esta le había solicitado, haciéndose valer de ser la persona encargada de su cuidado, con el propósito de evitar cualquier reticencia por su parte.

El dinero reintegrado sin justificación habría alcanzado la cuantía total de 19.850 euros.

Por otra parte, M.M.V.R., aprovechaba que residía en el mismo domicilio que S.C.E. para averiguar dónde se encontraban las joyas en la casa, y una vez encontradas procedió poco a poco a cogerlas y venderlas a terceros en diversos establecimientos. Unas joyas que alcanzaban el importe de 1.467,79 euros.

Es por esto hechos por los que el fiscal considera que la acusada habría cometido dos delitos, el primero de ellos, un delito de estafa por el que se pide para M.M.V.R. la pena de 5 años de prisión; y un segundo delito de hurto por el que le piden 17 meses de prisión.

A estas penas, el fiscal pide que la acusada indemnice a S.C.E. en la cuantía de 19.850 euros por los reintegros, y en 1.467,79 por las joyas sustraídas y vendidas.

Más información: