Han comenzado las Fiestas en honor a la Virgen de la Paz. Como todos los años, el Día de San Ildefonso, que precede al día festivo local, se realiza la tradicional procesión con el traslado de las imágenes de la Virgen de la Paz y San Ildefonso desde la ermita titular de la misma para recorrer las calles hasta la iglesia de San Miguel Arcángel.

Dentro del templo se oficia una eucaristía, para posteriormente dirigirse con la banda de música de la Asociación Villahermosa de Alovera al Centro de Día, donde se lleva a cabo la degustación de los bollos.

El sábado previo a los días festivos es tradición que vecinas y vecinos se unan en un obrador para elaborar con las recetas heredadas diversos tipos de bollos: mantecados, torta o galletas, que se degustarán en el Día de San Ildefonso.

Con un baile popular posterior se cierra el primer día de fiestas para dar paso al gran día de la Patrona y el resto de actos festivos.