Los portales de compras a través de Internet tienen un líder indiscutible: Amazon. El gigante tecnológico ha experimentado un crecimiento impensable en la última década y para muchos es sinónimo de adquirir cualquier producto en la red.

A pesar de lo que se podría esperar del mayor portal de ventas en Internet, los dos últimos años han sido bastante duros para la compañía estadounidense, que se descolgaba de Apple y Alphabet, el conglomerado multinacional a cargo de todos los productos de Google. Ahora, tras alcanzar un mínimo de 20 meses en marzo, vuelve a recuperar la confianza de los inversores a nivel internacional.

Amazon recupera las pérdidas

El retorno del rey se ha consolidado tras recuperar las pérdidas del año, algo que sus principales competidores aún ansían. Así, las acciones de Amazon cotizaron a la alza hasta llegar a los 3.366,63 USD en marzo tras las caídas previas de hasta el 18 % y ahora no registran variaciones para el resto del año.

Las únicas compañías económicas de megacapitalización que se acercan a este importante objetivo son Apple y Alphabet, cercanas a borrar las pérdidas. La otra cara de la moneda muestra la debacle de Meta, la compañía que engloba a Facebook, y Netflix, que ya ha dejado de ser el líder en servicios de streaming, con caídas que llegaron a alcanzar la friolera del 30 %.

¿Divide y vencerás?

Una de las principales razones para la recuperación es, sin lugar a dudas, la división o split de sus acciones y la posterior recompra. La división de 20 por 1 ayudó a la compañía a obtener ganancias adicionales mientras recuperaba la confianza de Wall Street. De hecho, tanto Bloomberg como Goldman Sachs y el Bank of America vuelven a incluir sus acciones entre las mejores opciones de inversión.

Ahora, solo queda ver si la gran recuperación se debe únicamente al split, como defienden muchos analistas, o si realmente la compañía ha recuperado la confianza de los inversores. No cabe duda de que el cambio percibido ha resultado en ingresos adicionales y de que se trata de un movimiento de acercamiento a nuevos inversores, pero aún se desconocen las consecuencias de la división a largo plazo. En cualquier caso, los servicios de Amazon tienen que cumplir para sacarle el máximo partido a la división y recompra de las acciones.

Los negocios de Amazon

Los servicios ofrecidos por Amazon no se limitan a su portal de compras en línea, ya que la compañía no deja de crecer en el ámbito de los servicios en la nube y muchas empresas internacionales dependen de los mismos. Sin embargo, este crecimiento ha resultado para muchos en una infravaloración de la compañía que aleja a los inversores.

Por otra parte, habrá que ver si sus tiendas físicas terminan de arrancar a nivel internacional. Sin duda, el éxito de sus tiendas del siglo XXI tendría un gran impacto en el futuro de la compañía.