Es seguro que los Reyes Magos no desfilarán por Guadalajara a lomos de animales; para el diseño concreto de sus carrozas habrá que esperar al 5 de enero de 2022.
Es seguro que los Reyes Magos no desfilarán por Guadalajara a lomos de animales; para el diseño concreto de sus carrozas habrá que esperar al 5 de enero de 2022.

Un cuento de Estrella Ortiz será el hilo conductor de la cabalgata de los Reyes Magos del 5 de enero de 2022 en Guadalajara. La historia que se toma como excusa o argumento se sitúa en las Navidades de Guadalajara del año 1939, las primeras tras la Guerra Civil. En principio, y por primera vez, no se espera que haya rastro alguno de animales. La anterior, y hasta ahora única, cabalgata organizada por este mismo equipo de gobierno municipal generó una gran controversia, precisamente por utilizar un camello, un dromedario y un elefante. No se espera tampoco la aparición de otras especies también muy habituales en esa fecha y en esta cita, como las ocas amaestradas o los bueyes y los caballos.

De acuerdo con las estimaciones oficiales, en el recorrido de 2020 se congregaron unas 25.000 personas. La del año siguiente no se pudo celebrar, por el COVID.

La cabalgata devuelve a Guadalajara a 1939

Según el extracto de la historia que inspirará el espectáculo de este año, y que acompaña al expediente municipal al que ha tenido acceso LA CRÓNICA, en una situación de «tristeza, misera, paz con muerte» se acerca la noche de Reyes. «Los niños y niñas, ajenos a lo imposible de esa noche, esperan con la ilusión inquebrantable de la infancia». Ante las penurias del momento, «los mayores del barrio de la Plaza Mayor se reúnen» y concretan una historia que contar a todos por igual: «El barco donde venían los Reyes se ha hundido sin remedio», por lo que habrá que esperar un año más. «Ese año no hubo juguetes, pero tampoco tristeza: el naufragio había sido general; ese año, los Reyes en los zapatos habían dejado… un cuento».

A diferencia de tan sombrío panorama, en la cabalgata de 2022 se espera que, sobre la temática general del mar, desfilen por las calles de la ciudad barcos, peces y animales fantásticos. De hecho, los Reyes Magos llegarán en barcos, no en camellos o en elefantes. Serán «barcos de estilo clásico»

Para la ocasión se van a construir 4 carrozas: las de sus Majestades y una adicional, de alrededor de 8 metros de largo, con sus correspondientes comparsas, que animarán a los espectadores.

14 comparsas en el desfile

La primera de las comparsas de la cabalgata será la, al parecer, inevitable batucada, con 25 componentes, que en esta ocasión irán ataviados como piratas. Luego desfilarán otras 13 más, incluídas las de los propios Reyes.

Así, se dejarán ver medusas humanas, peces gigantes de colores, 4 pulpos de grandes dimensiones con sus tentáculos articulados, otros 10 «pulpitos», bailarinas con luces led, sirenas y tritones, una ballena y una tortuga especialmente grandes… e incluso los denominados «piratas carboneros», que se encargarán de repartir el tradicional carbón dulce entre los más pequeños

Ecoaventura, sin rival

La única oferta presentada ha sido la de la empresa alcarreña Ecoaventura, que a juicio de los técnicos reunía todas las condiciones exigidas para que su propuesta haya prosperado. Ecoaventura tiene una dilatada experiencia desde hace décadas como proveedor municipal, también para esta responsabilidad concreta. A cambio, las arcas municipales han reservado 150.000 para satisfacer este servicio externo.

En caso de haber concurrido otras empresas, habrían tenido que jugarse la adjudicación, sobre todo, en la valoración de la «originalidad temática del proyecto», para lo cual desde el Ayuntamiento se exigía que hiciera alusión a la «Historia tradicional de la Navidad de Guadalajara», concepto que decidía hasta 50 puntos del total.

Más información: