A los asnos que llegan al siglo XXI se les están descubriendo utilidades insospechadas.
A los asnos que llegan al siglo XXI se les están descubriendo utilidades insospechadas.

Treinta y cuatro ganaderos se han sumando este año a la lucha contra incendios forestales en la provincia de Guadalajara y colaborarán con sus cabras, ovejas, vacas. En esta ocasión, y como novedad también, se incorpora el ganado equino en las labores preventivas en unas 800 hectáreas de monte. La experiencia viene de atrás, como saben los lectores de LA CRÓNICA.

De las novedades en esta estrategia medioambiental daba cuenta este jueves el delegado de Desarrollo Sostenible, José Luis Tenorio, a preguntas de los medios de comunicación.

Las cabras son unas incansables devoradoras de la maleza.
Las cabras son unas incansables devoradoras de la maleza.

A 123 euros la hectárea “comida”

Los participantes recibirán una ayuda de 123 euros por cada hectárea que limpian, un trabajo que será previamente revisado por los técnicos para verificar que la actuación del ganado ha sido la óptima, ha precisado Tenorio. El delegado ha aclarado que en el caso de que la labor de limpieza no sea adecuada, el ganadero recibirá “la cantidad de dinero proporcional a lo que se estime que ha sido la actuación de su ganado”.

En todo caso, de esa cantidad que reciben, el 50% se entrega a cuenta y el otro 50% tiene que ser invertido y justificado en mejoras para su actividad.

Tenorio ha reconocido que cada vez está teniendo una mayor aceptación esta iniciativa, especialmente en la zona norte de la provincia. Además considera que “es un servicio vital” en la prevención de incendios, según ha indicado.

Más información:

Una alegría en el verano del COVID: hemos sufrido pocos incendios forestales

¿Qué medios tiene la Junta contra los incendios forestales en Guadalajara?