Dos de los carteles que animan este año a vacunarse contra la gripe.
Dos de los carteles que animan este año a vacunarse contra la gripe.

La campaña de vacunación antigripal 2020 pone a disposición de los guadalajareños casi 45.000 dosis de vacuna. Se pretende alcanzar una tasa de vacunación del 75 por ciento entre las personas mayores de 65 años y al menos del 60 por ciento en el resto de grupos de riesgo.

Para solicitar la cita se debe contactar telefónicamente con el centro de Atención Primaria o mediante la app, para evitar aglomeraciones en los centros y minimizar el riesgo de contagios.

La gripe, aunque altamente contagiosa, no es en general un proceso grave salvo que existan patologías de base. Los síntomas desaparecen en pocos días y se tratan con analgésicos y antitérmicos, nunca con antibióticos, y se recomienda consumir abundante líquido y guardar reposo.

Para evitar el contagio, a la vacunación se debe sumar el cumplimiento de las medidas higiénico-sanitarias que se vienen recordando constantemente, basadas en mantener la distancia social con otras personas, el empleo de mascarilla, higiene frecuente de manos, ventilación de las zonas donde se concentran personas, así como evitar reuniones de más de diez personas. Asimismo, se deben emplear pañuelos de papel y desecharlos después de cada uso.

No se puede administrar la vacuna antigripal a las personas que hayan padecido reacciones a la misma ni tampoco a los alérgicos al huevo, y está contraindicada en menores de seis meses. En caso de que la persona padezca un proceso agudo, debe esperar a que éste pase para poder vacunarse.

Grupos de riesgo

Los grupos de riesgo a los que se dirige la campaña son, como en otras ocasiones, los mayores de 65 años, con especial énfasis este año en las personas institucionalizadas.

Asimismo, incluye a las personas con enfermedades crónicas con alto riesgo de complicaciones (diabetes, cardiopatías, pacientes con enfermedades pulmonares como EPOC, insuficiencia renal, inmunodeprimidos, con problemas neuromusculares, personas con enfermedades neurodegenerativas, embarazadas o personas con síndrome de Down, entre otros).

A estos grupos hay que sumarles el correspondiente a menores (con edad no inferior a seis meses) que presenten problemas de asma y otras patologías, antecedentes de prematuridad o con indicación expresa de su pediatra.

Los grupos de riesgo a los que va dirigida la vacuna de la gripe no han variado este año tampoco.
Los grupos de riesgo a los que va dirigida la vacuna de la gripe no han variado este año tampoco.

Se incluye, del mismo modo, a trabajadores de servicios públicos tales como policías, bomberos, sanitarios y maestros, y también se recomienda a las personas cuidadoras y a quienes puedan transmitir la gripe a otras personas que presentan riesgo de complicaciones, como es el caso de los trabajadores de centros sociosanitarios, cuidadores domiciliarios o convivientes con personas de especial vulnerabilidad, como pacientes con cáncer en tratamiento con quimioterapia. Finalmente, se incluye a los viajeros internacionales y las personas que trabajan con animales que pueden contagiar gripe aviar o porcina.

La vacuna antigripal en Castilla-La Mancha, que este año es tetravalente siguiendo las recomendaciones de la Organización Mundial de la Salud, se administrará de manera prioritaria a los mayores de 65 años y con especial énfasis en las personas que residen en instituciones como residencias de mayores, viviendas tuteladas o centros de atención a la discapacidad.

Se han adquirido para ello un total de 420.000 dosis de vacunas por parte de la Junta, a las que se suman otras 200.000 que aporta el Gobierno central. En la anterior campaña se administraron en Castilla-La Mancha 314.559 dosis, cifra que en el caso concreto de Guadalajara se situó en 38.700 dosis mientras que para la presente campaña se han distribuido 44.900 dosis para una provincia que cuenta con más de 38.700 tarjetas sanitarias de personas mayores de 65 años.

Como recuerda la titular provincial de Sanidad, Margarita Gascueña, en la anterior campaña se alcanzó una tasa de vacunación entre mayores de 65 años de un 61,4 por ciento, mientras que en el resto de grupos de riesgo esta tasa se situó en el 31,7 por ciento. Asimismo, ha destacado que un 18,9 por ciento de las personas a las que se ofreció la vacuna rechazaron administrársela.

Vacuna para el neumococo, una novedad

Este año, como novedad, se ofrecerá también la vacuna frente al neumococo, causante de muchas de las neumonías que presentan personas pertenecientes a los grupos de riesgo. Dicha vacuna se administrará, en la mayoría de los casos, de forma simultánea a la de la gripe.

“El Gobierno de Castilla-La Mancha apuesta por la prevención y la promoción de la salud, y por eso invita a los ciudadanos incluidos en los grupos de riesgo a que se vacunen, desde la base de que es mejor prevenir que curar”, ha insistido la delegada de Sanidad.

Más información: