Más seguro que el mando a distancia es usar la propia llave del vehículo.
Más seguro que el mando a distancia es usar la propia llave del vehículo.

La Policía Nacional ha detenido en Guadalajara a dos individuos, que se encuentran en situación irregular en España y que tienen antecedentes por varios delitos. Ambos se habrían especializado, según se ha podido saber, en robar en el interior de los vehículos estacionados en las proximidades de establecimientos comerciales. Los robos los cometían desactivando el cierre centralizado a distancia, mediante inhibidores de frecuencia.

Los presuntos autores fueron arrestados el pasado 17 de junio, aunque se acaba de dar a conocer este martes. La actuación policial fue posible gracias a las llamadas de varios testigos.

Estos individuos estaban especializados en la apertura de los vehículos que se encontraban estacionados en el parking de varios establecimientos de alimentación de la capital alcarreña. Aprovechaban que las víctimas se encontraban comprando en su interior.

El procedimiento funciona a menudo, aunque como se detalla más abajo hay normas de prudencia totalmente eficaces.

Pillados en pleno “trabajo”

En el momento de la detención, a los supuestos ladrones de Guadalajara se les intervinieron varios inhibidores de frecuencias de radio, aparatos que utilizaban para inhabilitar el cierre a distancia de los vehículos. De este modo, lograban que se quedasen abiertos cuando sus propietarios los dejaban estacionados, con lo cual tenían libre acceso a las pertenencias que había en el interior.

Localizados estos individuos cuando se encontraban en pleno “trabajo”, la Policía Nacional consiguió impedir su huida. Intentaron escapar del lugar en sendos vehículos, en los que se localizaron varias herramientas para abrir los vehículos y extraer cerraduras, así como varios inhibidores de frecuencias de radio.

¿Cómo evitar este tipo de robos?

La norma más práctica y segura es que se compruebe que el coche queda efectivamente cerrado, aunque se haya usado el mando a distancia. Para eso está la manilla de la puerto y es el mejor “seguro a todo riesgo antirrobo” para este tipo de casos. Y si quieres ser aún más prudente, acostúmbrate a cerrar con la llave, insertándola en la cerradura.

Más información: