Nuevos locales para Cruz Roja en Azuqueca de Henares.
Nuevos locales para Cruz Roja en Azuqueca de Henares.

La crisis provocada por la COVID-19 ha llevado al Ayuntamiento de Azuqueca a incrementar en un 289,10 por ciento la aportación de fondos municipales a la Asamblea Local de Cruz Roja, a través del Programa Extraordinario por la Cohesión Social (PECS). Si en 2019, la organización humanitaria contó con 18.361 euros para desarrollar sus programas de apoyo nutricional y refuerzo escolar dirigidos a menores de familias en situación de vulnerabilidad o exclusión social, este año, dispondrá de 53.083 euros, 35.000 más, para continuar con ellos y, además, introducir las nuevas tecnologías en el refuerzo online y desarrollar un programa de apoyo psicológico dirigido a personas que padezcan secuelas por la COVID-19.

Como complemento a la aportación económica, el Ayuntamiento de Azuqueca de Henares ha puesto a disposición de Cruz Roja un espacio municipal para el desarrollo de los nuevos proyectos. El alcalde, José Luis Blanco, junto con el concejal de Derechos y Libertades, David Pinillos; el presidente de la asamblea, Deogracias Quiles, y coordinador de Cruz Roja en Guadalajara, Antonio Herreros, visitaban este miércoles, 8 de julio, la instalación, que se ubica en la calle Peña de Francia (antigua ludoteca).

Este local centralizará todos los servicios de la organización en Azuqueca que, hasta el momento, venían prestándose en otro local municipal situado en la calle La Flor. En esta sede de Peña de Francia se gestionará la formación de voluntariado, la distribución de alimentos y el resto de programas y proyectos de Cruz Roja para la ciudad. La base de la ambulancia está en un espacio cedido por el Ayuntamiento en el Complejo Deportivo San Miguel.

“Cruz Roja desarrolla una importante labor social en Azuqueca con distintos colectivos, tanto infancia, como mayores, jóvenes, inmigrantes o personas mayores y discapacidad”, indica el edil, quien destaca que “en muchos casos, el funcionamiento de los proyectos se basa en el voluntariado”. David Pinillos también insiste en su “capacidad de reacción y organización ante catástrofes o pandemias como se ha demostrado con la COVID-19”.