La Federación de Sanidad y Sectores sociosanitarios de CCOO-CLM ha instado al Servicio de Salud de Castilla-La Mancha (Sescam) a reforzar “con urgencia” las plantillas de auxiliares administrativos de Atención Primaria, “sobrecargados de trabajo”.

“La saturación de las líneas telefónicas, vía prioritaria para citas y consultas a causa del COVID, exige al menos una persona más de esta categoría laboral en cada Centro de Salud y turno de trabajo para poder atender como se debe a todas las llamadas”, ha señalado la secretaria general de CCOO-FSS CLM, Chelo Cuadra, en nota de prensa.

“Instamos al Sescam a que de forma urgente aumente la plantilla de auxiliares administrativos, y que a la vez invierta en la mejora de los equipos tecnológicos. La necesidad es urgente y evidente, porque el personal no da abasto. Y el objetivo es triple: mejorar la atención asistencial, disminuir la sobrecarga de trabajo y evitar riesgos de episodios violentos”, ha subrayado Cuadra.

Según la última plantilla orgánica publicada por el Sescam, Castilla-La Mancha contaba a fecha 30 de junio de 2019 con casi 589 auxiliares administrativos en los equipos de Atención Primaria, repartidos por los centros de salud de la Comunidad Autónoma.

“La mayoría de centros de salud solo cuenta con un profesional de esta categoría, por lo que desde CCOO proponemos la contratación de otro más en donde solo haya uno. Y, donde haya más de uno, hay que contratar al menos otro más por turno, dependiendo de las necesidades por carga de trabajo y cantidad de población atendida”, plantea la secretaria general de CCOO-FSS CLM.

La prevención del contagio ha llevado a las autoridades sanitarias a evitar el acceso directo de los pacientes y ciudadanía en general a las consultas de Atención Primaria, y a habilitar la vía telefónica tanto para solicitar cita como para recibir la atención facultativa y de enfermería, recuerda la dirigente sindical.

“Este cambio está suponiendo una gran sobrecarga de trabajo para los primeros profesionales que atienden las llamadas de los pacientes –el personal auxiliar administrativo– que añaden a su trabajo habitual la necesidad de recabar más información a los pacientes para poder realizar las derivaciones adecuadas y atenderlos convenientemente”, ha explicado Cuadra.