Agentes del Subsector de Tráfico de la Guardia Civil de Guadalajara han puesto a disposición judicial a cinco conductores como presuntos autores de distintos delitos contra la Seguridad Vial.
 
En el periodo comprendido entre los días 15 al 18 de agosto, durante las fiestas patronales de Brihuega, se establecieron dispositivos de seguridad de vigilancia en las vías de comunicación de acceso a la localidad, en los que se han realizado más 1.500 pruebas de alcoholemia. el resultado fue que 23 de ellas fueran positivas, siendo investigadas cuatro personas por conducir bajo las influencias de bebidas alcohólicas y denunciadas otras 19 por infracción administrativa.
 
Así mismo, se instruyeron diligencias y se puso a disposición judicial a un conductor por circular con un vehículo teniendo retirado el permiso de conducción de manera cautelar por el Juzgado.
 
Además, se formuló una denuncia por alteración del orden público al acompañante de un conductor que dio positivo en las pruebas de alcoholemia.