Renfe suprime este jueves la circulación de 155 trenes, 28 de ellos de AVE y Larga Distancia, como consecuencia de los paros convocados por el sindicato CGT para esta jornada, que coincide con la 'operación salida' del puente.

Así consta en la resolución de servicios mínimos dictada por el Ministerio de Fomento, que cifra en 11.550 los viajeros que se verán afectados de forma directa por las anulaciones, 6.300 usuarios del AVE y otros 5.250, de trenes regionales.

Respecto a Cercanías, la resolución no recoge una estimación de pasajeros afectados, pero establece como servicios mínimos el 50% de las frecuencias habituales, un 75% en las 'hora punta', para el caso de Madrid.

En el resto de la media docena de capitales que tienen este transporte, se asegura el 48% de las circulaciones normales, el 66% en 'hora punta'.

CGT, sindicato minoritario en el comité de Renfe, ha convocado tres paros de cuatro horas cada uno para este jueves, que tendrán lugar entre las 00.00 y las 4.00 horas, entre las 11.00 y las 15.00 horas, y entre las 20.00 y las 00.00 horas.

El sindicato, que tiene prevista una huelga de 23 horas el día 20, en víspera de Navidad, pretende denunciar las "privatizaciones y externalizaciones" que considera se están realizando en el ferrocarril y la "falta de personal" de Renfe y Adif por la jubilación de sus "envejecidas plantillas".

Ante esta movilización, Fomento ha dictado servicios mínimos que garantizan la circulación de hasta el 90% de los trenes habituales, para asegurar el transporte en una jornada de "excepcional movimiento de viajeros" en la que coincide "la movilidad propia de una jornada laborable con el inicio del puente y, además, la celebración de la Cumbre del Clima en Madrid".

A pesar de ello, Renfe, además de no poder reforzar su servicio como es habitual en días de mayor movilidad, debe suprimir los trenes que no se incluyan en servicios mínimos.

Así, por tipo de tren, en el AVE y la Larga Distancia los servicios mínimos garantizan la circulación del 90% de los trenes habituales, esto es, unos 265. Los 28 restantes se anularán y sus 6.300 viajeros tendrán que viajar en otros u otro día, según la resolución de Fomento.

En el caso de los trenes de Media Distancia (regionales), se asegura la circulación de 215, el 62,8% de la oferta habitual, lo que conlleva suprimir 127 frecuencias que afectarán a unos 5.250 pasajeros.

Este número de afectados no incluye los que finalmente viajen en autobús u otros modos, que elevan hasta 24.284 el total de viajeros afectados por los trenes regionales cancelados, a razón de una media de 192 usuarios por tren.