El alcalde de Madrid, José Luis Martínez-Almeida, quiere llegar a un “acuerdo satisfactorio” con la vicealcaldesa, Begoña Villacís, sobre la entrada de coches C al centro de la capital, una situación que afecta potencialmente a decenas de miles de conductores de Guadalajara.

“La voy a intentar convencer y mostrar el programa del punto 106 de Ciudadanos, que estableció esta posibilidad y tenemos esperanza de que tras la visita a la Comisión Europea y la tramitación de la ordenanza, se llegue a un acuerdo satisfactorio”, ha lanzado tras acudir a un desayuno informativo del vicepresidente regional, Ignacio Aguado.

Esta medida, la entrada de vehículos con etiqueta medioambiental C y alta ocupación, se ha convertido en el mayor punto de fricción entre PP y Cs en el gobierno municipal. Mientras el PP cree que con esta medida bajarán los niveles de contaminación, Ciudadanos cree que es un paso atrás.

Considera la vicealcaldesa que “en política medioambiental hay una discrepancia” y no pierde la esperanza de convencer al regidor sobre tal extremo.

Todo ello después de que este pasado martes, el alcalde Almeida anunciara que acudiría a Bruselas a presentar la estrategia de sostenibilidad a finales de febrero pero sin la presencia de Villacís. Allí, el regidor deberá explicar que la medida sobre los coches C genera “desencuentro” en el propio equipo de Gobierno.

A su vez, desde Más Madrid Rita Maestre ha dudado del rechazo de Ciudadanos a la entrada de coches con etiqueta C a Madrid Central porque “lo cierto es que el alcalde (José Luis Martínez-Almeida) se va a Bruselas a contar su plan Almeida”.

“Hasta que no lo vea no lo creo porque hasta ahora en Ciudadanos han votado en contra de más residuos en Valdemingómez y ahí están. Ciudadanos puede decir lo que quiera pero lo cierto es que Almeida se va a Bruselas a contar su plan Almeida”, ha señalado Maestre en los pasillos del Palacio de Cibeles.

Más información:

• Cercanías revienta: ya es oficial que los de Madrid tienen una ocupación ¡del 128 por ciento!