Exterior del Hospital Virgen de la Salud, en Toledo
Exterior del Hospital Virgen de la Salud, en Toledo.

El consejero de Sanidad, Jesús Fernández Sanz, ha explicado que los servicios sanitarios de Castilla-La Mancha están investigando seis posibles casos de coronavirus, ante lo que ha hecho un llamamiento a la “tranquilidad” y a que la ciudadanía se informe de las recomendaciones ante el virus, recordando que en la región aún no ha habido casos positivos.

Fernández Sanz, durante su intervención en el pleno de las Cortes autonómicas de este jueves, ha hecho hincapié en que tanto la página web de la Administración autonómica como la del Ministerio de Sanidad cuentan con información “actualizada día a día”, recomendando a los ciudadanos que se informen para no estar sometidos a “mayor presión” ante el coronavirus.

El consejero ha recordado que hasta ahora se han investigado un total de 11 posibles casos en la región, todos ellos con resultado negativo, lo cual es, ha añadido, “una suerte”.

Además, ha aprovechado para agradecer “al Ministerio y a todas las comunidades autónomas” su “ejemplar comportamiento” a la hora de abordar al coronavirus, incidiendo en que en todas sus reuniones las medidas a tomar han sido consensuadas. Asimismo, en el ámbito de la región, ha puesto en valor la creación del Consejo Asesor para las Enfermedades Emergentes y ha recordado que este viernes presidirá una reunión con otras consejerías y órganos como la Federación Española de Municipios y Provincias (FEMP) para abordar la situación.

Igualmente, el consejero de Sanidad castellanomanchego ha explicado que ha registrado una comparecencia en la Cortes para detallar en la Comisión de Sanidad toda la gestión del coronavirus, de manera que sirva de “explicación tranquilizadora” para la población.