Carmen Picazo en el estrado de las Cortes de Castilla-La Mancha durante el Debate del Estado de la Región el 4 de octubre de 2022.
Carmen Picazo en el estrado de las Cortes de Castilla-La Mancha durante el Debate del Estado de la Región el 4 de octubre de 2022.

La coordinadora de Ciudadanos en Castilla-La Mancha, Carmen Picazo, intervenía este martes en la sesión vespertina, y casi agónica, del Debate sobre el Estado de la Región. Con más de una jornada laboral «estándar» a las espaldas de los diputados, cargaba contra los anuncios de Emiliano García-Page, puesto que según ha considerado la mayoría de ellos ya estaban encima de la mesa y ya han sido «incumplidos».

García-Page replicaba ya entra la noche, pasadas las 21.20 horas, tras más de diez horas de sesión en el Convento de San Gil, para defenderse, concretamente, de las acusaciones de Picazo al respecto de los asesores y altos cargos a dedo.

«Es muy gratuito decir que no tengo palabra, pero ustedes nos pidieron más número de asesores y recuperar sueldos y hemos cumplido. Ustedes hablan contra cargos públicos, pero tiene que decir a los ciudadanos que ustedes, con cuatro diputados, tienen los mismos asesores que nosotros con 19. Y que ustedes nos pidieron aumentar los eventuales de los miembros de la Mesa«, ha señalado.

En esta línea, ha preguntado a Picazo «qué tienen contra los coches oficiales si se matan por uno». «Renuncien a los eventuales del grupo, si quieren ser coherentes. Tienen más eventuales que diputados. Le noto un tonillo ofensivo en lo personal».

Al hilo de este argumento, ha tachado a Ciudadanos de «ultraliberales en los ingresos, y un poquito ‘comunistitas’ en el gasto».

Tras recordar que el PSOE ha pactado gobiernos y medidas con Cs a lo largo de la legislatura, ha reparado en que Cs vino a sustituir al PP, mientras que la sociedad les ha colocado como «bisagra».

Y con todo, en Aragón no apoyó al PSOE y en Castilla y León evitó un gobierno socialista. «Tienen más riesgo de desaparecer que del futuro que se autopredican, y sinceramente, sí creía que pudieron haber ocupado un estado más moderado».

Por todo ello, ha rechazado las «lecciones» de Ciudadanos en materias como el sistema educativo, la enseñanza concertada o el apoyo a las empresas de la región.

«No sé cómo van a hacer las candidaturas ni si se van a presentar a las elecciones, pero no vale todo. Ustedes lo critican todo porque no tienen responsabilidad en nada. Pueden hablar lo que quieren, porque no tienen nada que callar, ni que gestionar», ha abundado.

Abundando en las críticas a Cs en su papel de bisagra, ha señalado que muchas veces las bisagras «chirrían». «No sé si les van a escuchar, pero si sé que no les van a entender».

Réplica de Picazo

En la réplica, Picazo ha regresado a la tribuna para precisar varios argumentos de García-Page, empezando por desmentir que Cs no haya apoyado la reforma laboral; continuando con el hecho de que los naranjas no tienen coches oficiales; y lamentando que se eche por tierra el trabajo de la formación en aquellos ayuntamientos donde gobiernan con el PSOE.

Ha sido en este punto donde ha lamentado que Cs sea «insignificante» para García-Page y el PSOE a nivel autonómico mientras dependen de ellos en gobiernos locales como Guadalajara, Albacete o Ciudad Real.

Carmen Picazo ha lamentado que García-Page viva en una «burbuja» y «refugiado en los aplausos de los suyos» ante una región que ve necesario «cambiar las cosas». Erigiéndose como el único partido que ha hecho oposición «constructiva», ha atizado de nuevo al Gobierno: «Exhiben mayoría absoluta, pero yo creo que ha sido un fracaso absoluto».

Para Picazo, los ciudadanos ahora podrán comparar dos modelos, el del «régimen» de los socialistas compartido con los conservadores del PP; y el liberal, el de los ciudadanos que quieren ser tratados «como adultos» y tomar «sus propias decisiones» sin la «protección» de ningún gobierno.

En su opinión, ahora no hay que conformarse y decir las verdades «aunque duelan», reflexionando en primer lugar por qué hay en la región un gobierno del PSOE desde hace 40 años pese a los malos datos.

La región no quiere ahora «un recambio» encabezado por el PP, un partido que «creó 300 tasas, duplicó hidrocarburos y subió el IVA», y todo ello con «excusas de malos pagadores».

Ahora, tanto PP como PSOE «han entrado en una competición de bajar impuestos», pero esa política «no debería de ser una subasta», sino que ha de hacerse para «no asfixiar a las clases medias».

Por contra, los liberales quieren «reformas radicales», como en educación, «dando facilidades a padres para conciliar», con deducción en libros de texto y gratuidad en la escuela de 0 a 3 años.

Una «revolución científica» con el 3% del PIB para investigación; más «Estado del Bienestar y menos bienestar en el Gobierno»; evaluar la concesión de subvenciones; o adelgazar la administración con menos cargos a dedo; son algunas de las propuestas desarrolladas por Picazo.

La líder naranja ha criticado la «cobardía» de García-Page, ya que considera que siempre «calla en Ferraz» ante las «tropelías» de Pedro Sánchez contra Castilla-La Mancha, votadas por los nueve diputados socialistas por la Comunidad Autónoma en el Congreso.

El PSOE es «ese partido de 140 años de grandes aciertos, gobierna con una amalgama de partidos separatistas, antieuropeos y contrarios a la Constitución española».

También ha tenido tiempo para criticar al Partido Popular, con un presidente, Alberto Núñez Feijóo, «que habla de bilingüismo cordial en Cataluña» mientras «ya está en conversaciones con el PNV para las próximas elecciones».


Más información: