Trabajos para la reapertura del paritorio del Hospital de Guadalajara.
Trabajos para la reapertura del paritorio del Hospital de Guadalajara, tras su uso como refuerzo de la UCI.

El Ministerio de Sanidad, Consumo y Bienestar Social del Gobierno de España ha reconocido el trabajo realizado con el traslado del paritorio y la hospitalización de Obstetricia y Pediatría desde el Hospital de Guadalajara a la Clínica la Antigua durante los peores meses de la pandemia.

Con motivo de la pasada celebración del Día Mundial de la Seguridad del Paciente, el Ministerio de Sanidad premiaba distintas iniciativas exitosas en la implementación de prácticas seguras en el Sistema Nacional de Salud. Asimismo, ha publicado en su Revista de Salud Pública distintas actuaciones realizadas por hospitales y centros sanitarios de las que se ha valorado su contribución al objetivo de la seguridad del paciente.

El Ministerio ha destacado, en el apartado relativo a prácticas seguras en el parto y puerperio, al Hospital de Guadalajara por el traslado que tuvo lugar entre el 26 de marzo y el 6 de mayo de 2020 de los servicios antes citados a la clínica La Antigua, ha informado la Junta en un comunicado.

El objetivo del traslado fue garantizar la seguridad de las embarazadas y de los recién nacidos, además de liberar espacios del hospital para el ingreso de pacientes COVID tanto en planta como en el área para pacientes críticos que se dispuso aquellos días en el paritorio.

Ayuda hasta de los bomberos

El traslado de la hospitalización y urgencias de Obstetricia, Neonatología y Pediatría se llevó a cabo en un tiempo récord, con coordinación entre los servicios implicados y el trabajo del personal de distintas categorías, tanto del Hospital como de la clínica La Antigua.

La Gerencia del Área Integrada de Guadalajara contó para el traslado con la colaboración de la Diputación de Guadalajara, con los bomberos del Consorcio provincial, la Unidad Militar de Emergencias, Protección Civil y los bomberos de Guadalajara, además de la GUETS que realizó el traslado de niños y madres ingresados.

La premisa principal del traslado, señala la jefa del servicio de Obstetricia y Ginecología del Área Integrada de Guadalajara, María Jesús Cancelo, fue «preservar la seguridad de las madres y de los recién nacidos», y para ello se llevó a cabo una colaboración multidisciplinar.

149 partos atendidos fuera del Hospital

Durante el tiempo que duró el traslado se produjeron 149 partos, una cifra similar a otros periodos, y sin problemas más allá de alguna intervención urgente que se pudo resolver sin complicaciones. Del mismo modo, Pediatría tampoco registró complicaciones destacables.

Por las características del espacio al que se trasladaron estos servicios se hicieron algunos cambios relativos a la edad gestacional de los pacientes que se podían asumir y se estableció un protocolo de alta precoz para minimizar el ingreso de neonatos y sus madres con el fin de aumentar la seguridad. Asimismo, se hicieron cambios en el protocolo de inducción al parto para evitar riesgos de gestación y también fue necesario restringir el acompañamiento durante el parto e ingreso por motivos de seguridad.

Por otra parte se diseñó un protocolo de control del embarazo adaptado a la situación y se trasladaron las consultas de ecografía obstétrica a otro centro, entre otras medidas encaminadas a minimizar riesgos de contagio por COVID.

El 17 de septiembre fue declarado por la Organización Mundial de la Salud como Día Mundial de la Seguridad del Paciente, cuyo objetivo es la adopción de medidas para reducir riesgos asociados a la asistencia sanitaria y reconocer la seguridad del paciente como una prioridad.

Con motivo de este día se hacen distintos reconocimientos a las mejores prácticas de hospitales, centros de salud y otros centros del SNS, con el fin de valorar y dar visibilidad a iniciativas en materia de prevención de infecciones asociadas a la asistencia sanitaria y también en la implementación de Prácticas Seguras en hospitales y Atención Primaria.

Más información: