Podemos llegó a tener entrada también el Consejo de Gobierno de Castilla-La Mancha.

La consejera de Igualdad y portavoz del Gobierno de Castilla-La Mancha, Blanca Fernández, ha considerado que la polémica interna en el Gobierno central en torno al anteproyecto de Ley de Libertad Sexual se debe a la “falta de experiencia” en la acción de gobierno por parte de Unidas Podemos y ha incidido en que la formación liderada por Pablo Iglesias “debe aprender a gobernar”.

Fernández, a preguntas de los medios antes de su participación este jueves en el III Foro Soy Mujer, ha apuntado en este sentido que gobernar “no es que una concejalía, una consejería o un ministerio diseñe una ley o una medida sin contar con nadie” sino “formar parte de un equipo colegiado en el que se debate, se discrepa y se construye conjuntamente”.

La consejera de Igualdad castellanomanchega ha apuntado que la ley “debe salir del Consejo de Ministros lo más perfecta técnicamente posible, porque se trata de proteger a las víctimas y no de protagonizar leyes”, apostando por realizar un texto “lo más garantista posible”.

“Entiendo que es una falta de experiencia, es no tener cogida la medida de lo que es gobernar, que supone también ceder, debatir y construir conjuntamente y no imponer tus ideas. Eso no es gobernar, es otra cosa”, ha finalizado.