Blanca Fernández, con la consejera de Educación, durante la rueda de prensa de este viernes.
Blanca Fernández, cen una comparecencia.

El Gobierno regional ha incidido este viernes en el mensaje lanzado la víspera por el presidente regional, Emiliano García-Page, y ha pedido a todas las personas que trabajan en Madrid pero proceden de pueblos de la región “y están llegando en masa” que extremen la precaución y sigan todas las recomendaciones sanitarias, toda vez que “no son 15 días de vacaciones”.

De este modo se ha pronunciado la consejera de Igualdad y portavoz del Ejecutivo castellanomanchego, Blanca Fernández, durante la rueda de prensa que ha ofrecido tras el Consejo de Gobierno que con carácter extraordinario se ha celebrado en el toledano Palacio de Fuensalida, pocas horas después de que el Gobierno regional, siguiendo las recomendaciones del central, decidiera cambiar de criterio y suspender ‘sine die’ la actividad docente presencial en la comunidad.

“Retomo las palabras del presidente en el día de ayer y pido a la ciudadanía que las medidas tomadas son serias y han de ser tomadas en serio”, ha insistido Fernández que, tras incidir en que “si se suspenden las clases se ha de evitar la concentración de personas, ha repetido, a modo de ejemplo, las palabras de García-Page de este jueves para reiterar que “el riesgo de contagio es el mismo en el aula que en un columpio”.