Alberto Rojo, en su comparecencia de este lunes.
Alberto Rojo, en su comparecencia de este lunes.

El alcalde de Guadalajara, Alberto Rojo, ha pedido a los vecinos de la capital alcarreña que intenten “moverse lo menos posible” cuando salir a la calle sea imprescindible. Según ha reconocido, la situación a causa de la nevada “es crítica”. Aunque ha puntualizado que no ha habido daños personales “de relevancia” sí ha confirmado que  hay un centenar de árboles caídos en la ciudad y en torno a un millar más dañados y en mal estado. Respecto al Zoo municipal, ha señalado que “está devastado”.

En una comparecencia este lunes ante la Unidad de Control de la Policía Local, el alcalde ha hecho una llamada a la prudencia, la responsabilidad y a la colaboración vecinal porque “van a ser días muy largos” en los que “tras salir de una gran nevada, casi sin respirar, la ciudad se está quedando congelada”, lo que también va a dificultar el operativo, de ahí que haya pedido paciencia y apoyo vecinal en la limpieza de los accesos a las viviendas.

En cuanto a la movilización de medios, Rojo ha resaltado “el gran operativo movilizado”, que ha llegado a reunir “en horas punta” a más de 200 personas trabajando en labores de emergencia, con una treintena de máquinas en movimiento. Hay 400 tonaladas de sal dispuestas. Los particulares ya han hecho acopio de más de 40 toneladas en los dos puntos facilitados para ello.

Según ha reconocido Rojo, las previsiones “se desbordaron”. Considera el alcalde que, no obstante, el problema se ha afrontado y los principales accesos tanto al Hospital Universitario como al Centro de Manantiales, donde también se atienden urgencias, están abiertos. Alberto Rojo ha resaltado la coordinación con Diputación y la Junta también a la hora de garantizar los accesos básicos en la ciudad.

Guadalajara, “transitable de punto a punto”

Aunque ha manifestado que “queda mucho por delante”, ha insistido en la necesaria precaución a la hora de salir a la calle con la caída de árboles, el desprendimiento de nieve acumulada en las cornisas y otros incidentes, que pese a que han sido numerosos, aludiendo también a algunas fracturas por caídas, ha incidido en que no ha habido que lamentar daños mayores.

Según ha insistido, aunque con dificultad, desde este lunes ya es posible moverse por Guadalajara porque “la ciudad está transitable de punto a punto” en lo que se refiere a las vías principales y muchas vías secundarias así como puntos estratégicos y aceras. El alcalde ha apuntado que la intención es que para el miércoles el Ayuntamiento ya haya actuado en todas y cada una de las calles.

“Costará unos días para volver a la normalidad pero vamos a trabajar de manera incansable para ello”, ha confiado Rojo tras calificar esta nevada de “espectacular”.

Nieve en Guadalajara. (Foto: Emma Jaraba)

Líneas de autobuses

Por lo que se refiere al servicio del autobús urbano, desde ayer domingo hay en marcha dos líneas de emergencia y desde este lunes entra en servicio la línea 3 y es privisible que a lo largo jornada entren nuevas líneas.

En cuanto a la gestión de residuos urbanos, se ha recuperado desde la noche de este domingo pero no al cien por cien, insistiendo el alcalde en que solo se está yendo a los lugares donde hay acumulación de basura, de ahí que haya pedido a los vecinos que controlen y gestionen dichos residuos el mayor tiempo posible en sus domicilios hasta que se restablezca totalmente dicho servicio.

El mercadillo del martes queda también suspendido y el Ayuntamiento está trabajando para que las calefacciones de los centros educativos y escuelas infantiles municipales estén a pleno rendimiento el miércoles, que es la fecha para la que está previsto el reinicio de las jornadas lectivas.

Sin entierros, por ahora

También se está actuando en el cementerio con el fin de que se puedan reanudar los enterramientos, suspendidos estos días a raíz de la gran nevada por ser prácticamente imposible entrar en el recinto.

El Ayuntamiento también puso en marcha un dispositivo de servicios sociales para atender a los sin techo y está llevando alguna comida a domicilio. Con respecto al funcionamiento del Consistorio, ha apuntado que gran parte de los funcionarios están teletrabajando.

Barrios anexionados

Por lo que respecta a los barrios anexionados, ha señalado que el domingo se actuó en Usanos, Iriépal, Valdenoches y Taracena y “se sigue rematando, abriendo calles principales” en colaboración con los alcaldes pedáneo, al igual que se ha hecho en El Clavín porque “hay que ir poco a poco, pero sin parar”, insistiendo en que ninguno de ellos está aislado en cuanto a las vías principales se refiere.

Un grupo de vecinos limpia una calle de Guadalajara.
Un grupo de vecinos limpia una calle de Guadalajara.

Tampoco ha pasado por alto la colaboración ciudadana, reconociendo que muchísimas personas “se remangaron” para ayudar, admitiendo que “por mucho operativo que se haya puesto y que se intensifique, es muy difícil poder llegar a todos los rincones en un corto espacio de tiempo”.

El alcalde ha insistido en que se trata de una situación excepcional que no se ha vivido igual en al menos más de medio siglo e incluso hay algún registro que habla de principios del siglo para situar una borrasca similar.

“Nuestra mayor obsesión siempre fue atender las emergencias”, ha apostillado el alcalde de Guadalajara.

Para concluir, ha manifestado que para la próxima noche se prevé que la ciudad “se congele literalmente”, insistiendo en la colaboración ciudadana y resaltando el trabajo realizado por todo el personal municipal y también el apoyo de muchos vecinos. “Debemos estar preparados porque van a ser días muy largos”, ha concluido.

Más información: