Playa de una de las islas de las Georgias del Sur, en la Antartida, objetivo de esta expedición de aventura que copatrocina el Ayuntamiento de Trillo.
Playa de una de las islas de las Georgias del Sur, en la Antartida, objetivo de esta expedición de aventura que copatrocina el Ayuntamiento de Trillo.

El jueves se presentó en Trillo la ‘Expedición Antártico, remando en solitario’ Antonio de la Rosa es su protagonista. Quiere cruzar, a remo y en solitario, desde la Patagonia hasta la Antártida. Tras este logro pretende, ayudándose por la vela de su embarcación, alcanzar la isla de Georgia del Sur que, por último, atravesará a pie y sobre esquís. Son más de 3.000 kilómetros de travesía para este vallisoletano hasta llevar la bandera de Trillo hasta el corazón de la Antártida.

El Ayuntamiento de Trillo es uno de los principales patrocinadores del proyecto.

“Llevaré esa bandera de Trillo, que espero poder colocar en esa isla de Georgia del Sur y en la Antártida, con orgullo, con satisfacción, con esa bandera de España integrada. La verdad es que me siento orgulloso de llevar el nombre de Trillo y del apoyo de Trillo, que ha sabido ver en mí una posibilidad de dinamizar el turismo, de dinamizar las actividades en la naturaleza, con este entorno que tiene, que es increíble”, señalaba Antonio de la Rosa minutos después de que el concejal de Deportes y Turismo en el Ayuntamiento de Trillo, Hugo Pérez, le hiciera entrega de la citada bandera.

Antonio de la Rosa, con la bandera de España que le ha entregado el Ayuntamiento de Trillo.
Antonio de la Rosa, con la bandera de España que le ha entregado el Ayuntamiento de Trillo.
Antonio de la Rosa.
Antonio de la Rosa.

“Explicar la aventura es fácil: quiero salir desde el sur de la Patagonia, posiblemente la isla de Navarino, que es la isla más al sur que hay de este continente, y cruzar a remo el difícil estrecho de Drake, casi 1.000 kilómetros, para intentar ser la primera persona que cruce a remo en esta embarcación y llegue a la Antártida en solitario”.

Posteriormente, una vez alcanzada la Antártida, De la Rosa izará la vela de su embarcación y tratará de completar este segundo tramo de la expedición, llegando hasta la isla de Georgia del Sur.

Con esta segunda parte, el aventurero vallisoletano tratará de emular la difícil expedición que realizó Ernest Shakelton, hace ya más de 100 años, quien consiguió ir desde la Antártida, concretamente desde la isla Elefante, hasta Georgia del Sur, navegando casi 2.000 kilómetros, “posiblemente en las aguas más difíciles de navegar que existen en la Tierra”.

Una vez en Georgia del Sur, la aventura no terminará, pues De la Rosa tratará de cruzar esa isla como ya hiciera la expedición de Shakelton un siglo antes, a pie y con esquís, para llegar a la costa este, donde se encuentra la vida de esta isla, las estaciones balleneras. Se trata de una travesía de algo más de 3.000 kilómetros “que nunca nadie ha hecho ni se lo ha planteado, pero que seguro que si consigo será un hito mundial y una de las expediciones más difíciles que se hayan hecho en este siglo”, aseguraba este deportista extremo.

¿Por qué se le apoya desde Trillo?

“Antonio de la Rosa identifica muchas de las ideas y de los valores que queremos destacar en Trillo: la naturaleza, la aventura, el deporte, las actividades al aire libre, el piragüismo… pero también la valentía, el tesón, la capacidad de sacrificio, el compromiso. Creo que no hace falta explicar más cosas para entender porqué desde el Ayuntamiento de Trillo hemos querido apostar por él y por sus proyectos”, explicaba Pérez durante el acto de presentación de Expedición Antártico.

A juicio del concejal, “en Trillo salimos muy beneficiados en este acuerdo de colaboración, porque Antonio es capaz de llegar hasta los lugares más recónditos de la Tierra. Y, desde ahora, allí donde vaya, también llevará el nombre de Trillo a sus espaldas. Lo llevará encima, en su propia embarcación, en su ropa, en sus útiles, pero también nos nombrará y se acordará de Trillo en su web, en redes sociales, cuando le entrevisten en teles o radios o cuando consiga colocar nuestra bandera, la bandera de nuestro pueblo, en el corazón de la Antártida”.

El alcalde del municipio, Jorge Peña, también quiso dedicar al aventurero unas palabras de ánimo y agradecimiento. Para Peña, De la Rosa es “todo un referente y un ejemplo a seguir”, alguien pionero al que le gusta llegar siempre el primero y con el que Trillo se siente muy identificado, pues comenzó su andadura haciendo piragüismo. “Hoy estamos aquí para apoyarle, para desearle toda la suerte del mundo, para que consiga una vez más su meta y llegue el primero, llevando el nombre de Trillo allí donde vaya”. incorporado sobre ella para que sea la mejor y más segura compañera para su nuevo viaje.