Tirarse de cabeza no es siempre inofensivo, según cómo y dónde se haga.
Tirarse de cabeza no es siempre inofensivo, según cómo y dónde se haga.

‘Con cabeza SÍ, De cabeza NO’, es el eslógan elegido este verano por el Hospital de Parapléjicos, la Sociedad Española de Rehabilitación y Medicina Física (Sermef) y la Federación Nacional Aspaym, para la campaña en redes #Zambullidas2022

Las tres entidades piden a la población, y en especial a los jóvenes, que extremen la precaución y tomen conciencia de las consecuencias trágicas que puede producir una zambullida imprudente.

Ya hay un ingresado en Parapléjicos, de sólo 15 años

Un joven de 15 años ha sido la primera víctima con lesión medular que ha ingresado este año en el Hospital Nacional de Parapléjicos, como consecuencia de una mala zambullida. El accidente se produjo en un pantano, con resultado de una lesión a nivel cervical, es decir una tetraplejia.

Según datos facilitados por el director médico del Hospital Nacional de Parapléjicos, Juan Carlos Adau, en los últimos cinco años ingresaron con lesión medular como consecuencia de una zambullida 28 personas –25 hombres y 3 mujeres–, cuyas edades van de los 15 a los 51 años. De estos casos, 14 tuvieron como escenario una piscina, nueve el mar y los cinco restantes ocurrieron en pantanos y otros entornos acuáticos.

«Salvo dos casos, todos los ingresados tuvieron el resultado de tetraplejia, una lesión medular muy discapacitante que condiciona la calidad de vida de quienes la sufren y que pudieron haberse evitado sencillamente con una actitud de prudencia y evitando ese salto», afirma el director médico.

Cómo prevenir, como reaccionar ante un accidente

El jefe del Servicio de Rehabilitación del Hospital Nacional de Parapléjicos y portavoz de la Sermef, el doctor Ángel Gil Agudo insiste en que «hay que tirarse al agua con precaución. Para prevenir estas lesiones hay que seguir dos sencillas pautas: conocer la profundidad de la superficie acuática y evitar tirarse de cabeza.»

El tipo de lesión medular común como consecuencia de una mala zambullida se produce a nivel cervical, lo que genera una tetraplejia.

Los profesionales insisten en que lo primero que hay que hacer cuando ocurre un accidente es sacar a la persona a tierra y ponerle en una superficie rígida. Es importante mover el cuerpo en bloque para que no se produzcan lesiones a nivel del cuello y no mover la columna. Comprobar que puede respirar y, si no puede, liberar su vía aérea.

Además, recuerdan que no hay que trasladarle a un centro sanitario en un vehículo particular. Es mejor llamar a los servicios de emergencia. A veces, si el traslado no se realiza en las condiciones adecuadas, las lesiones que son incompletas pueden acabar por hacerse completas.

Campaña de concienciación

La campaña, cuyo eslogan este año es ‘Con cabeza SÍ, de cabeza NO’, tendrá especial protagonismo en redes sociales con los hashtag #Zambullidas2022 y #ConcabezaSí #DecabezaNo, además de mensajes que recuerden a los bañistas la importancia de la observación y la prudencia para evitar una lesión medular como consecuencia de una inadecuada zambullida.

Asimismo, se usarán carteles e infografías con indicaciones y consejos antes de tirarse al agua. Además, se pondrá a disposición de ayuntamientos, comunidades de vecinos y cualquier entidad que gestione un espacio acuático con bañistas cartelería digital y material para imprimirlo en alta calidad y ubicarlo en piscinas públicas y privadas, en playas, ríos y en zonas de baño de toda España.

Más información: