Sede de la Consejería de Sanidad, en Toledo.
Sede de la Consejería de Sanidad, en Toledo.

El viceportavoz del Grupo Parlamentario Popular en las Cortes regionales, Juan Antonio Moreno, ha censurado la «desvergüenza» del Gobierno de Emiliano García-Page «al reconocer públicamente» que los pacientes con patologías crónicas y con enfermedades raras no han estado atendidos debidamente a lo largo del último año y medio.

Por ello, Moreno ha exigido al presidente de la Junta que haga cambios sustanciales en la Consejería de Sanidad y cese a los responsables actuales, ya que, en caso contrario, será el «único responsable» de todos los problemas agravados en estos pacientes por la desatención que han sufrido, según ha informado el PP en nota de prensa.

Así se ha pronunciado Moreno en declaraciones a los medios a las puertas del Centro de Salud de Almansa (Albacete), junto a la vicesecretaria de Participación del PP-CLM y portavoz del equipo de Gobierno de la localidad, Tania Andicoberry, donde ha asegurado que esta situación es «para que se les cayera la cara de vergüenza», ya que no atender a estos pacientes ha podido empeorar su situación y tener «consecuencias irreversibles para su vida».

«Esto es de tal calibre que supone que Page debería de dejar de ser presidente de la región», ya que no se entiende a qué obedece que miembros del Gobierno regional reconozcan que «han sido incapaces» de solucionar la situación de los pacientes crónicos y con enfermedades raras.

Para Moreno esta es la sanidad que existe en la región con Page, que lleva 6 años al frente del Gobierno de Castilla-La Mancha, en los que se ha mostrado «incapaz e indiferente» ante las situaciones que viven los castellanomanchegos.