36.3 C
Guadalajara
5 julio 2024
InicioMedio AmbienteElena Guijarro defiende el valor de la arquitectura contra el cambio climático

Elena Guijarro defiende el valor de la arquitectura contra el cambio climático

Para la decana del Colegio Oficial de Arquitectos de Castilla-La Mancha, Elena Guijarro, "la calidad de la arquitectura, la innovación, la eficiencia de los edificios, no sólo la energética, son esenciales para frenar el calentamiento global". La Arquitectura "ayuda a avanzar hacia una sociedad mejor, que se adapta a situaciones adversas y escenarios cambiantes con más flexibilidad y fortaleza" aseguran sus profesionales.

-

Coincidiendo con el Día Mundial del Hábitat, los arquitectos españoles celebran este lunes el Día Mundial de la Arquitectura, reivindicando en esta ocasión su espacio a la hora de afrontar el cambio climático.

«La calidad de la arquitectura, la innovación, la eficiencia de los edificios, no sólo la energética, son esenciales para frenar el calentamiento global», ha defendido la decana del Colegio Oficial de Arquitectos de Castilla-La Mancha, la alcarreña Elena Guijarro.

Para la decana del Colegio Oficial de Arquitectos de Castilla-La Mancha, Elena Guijarro, «la calidad de la arquitectura, la innovación, la eficiencia de los edificios, no sólo la energética, son esenciales para frenar el calentamiento global».

Como recoge la Declaración del Día Mundial, la Arquitectura «ayuda a avanzar hacia una sociedad mejor, que se adapta a situaciones adversas y escenarios cambiantes con más flexibilidad y fortaleza».

«Pero, para ello, y en sintonía con la Ley de Calidad de la Arquitectura, se precisa de la intervención decidida de las Administraciones Públicas», ha reclamado la guadalajareña Guijarro.

Concretamente, del desarrollo de «políticas ejemplarizantes; apostando por concursos de arquitectura que prioricen la calidad para el bienestar general de la población y por la sensibilización social para proteger el entorno construido, como patrimonio cultural que es de todos».

Partiendo de la Declaración de Davos, que, en el año 2018, suscribieron todos los ministros de Cultura de la Unión Europea, y a la que se adhirió el Gobierno español, en 2019, el Consejo Superior de los Colegios de Arquitectos de España (CSCAE) recuerda, en la declaración conmemorativa del Día Mundial, que «la forma en la que damos uso, mantenemos y protegemos nuestro patrimonio cultural hoy en día será crucial en el desarrollo de un entorno construido de alta calidad».

Ante los efectos de la globalización, la emergencia climática, el desarrollo vertiginoso de las tecnologías, el impacto de la pandemia de COVID19 o el aumento de conflictos bélicos, también a las puertas de Europa, sumados a otras problemáticas, como el difícil acceso a una vivienda digna, adecuada y asequible, el desequilibrio entre áreas urbanas y rurales que ilustra el fenómeno de la despoblación y el incremento de las desigualdades, la Declaración del CSCAE ensalza los valores de la Arquitectura para transitar hacia una sociedad «más justa, igualitaria, saludable y sostenible», interviniendo, «con consensos, esfuerzos comunes y acciones a corto, medio y largo plazo en nuestros pueblos, ciudades y territorios, como vectores de recuperación y de progreso social» y principales lugares desde los que abordar los múltiples desafíos del tiempo actual.

Bienestar y seguridad desde la Arquitectura

Según informa el Colegio de Arquitectos de Castilla-La Mancha, entre las contribuciones de la Arquitectura al bien común, el CSCAE destaca el bienestar individual y colectivo de las personas, aportando confort y seguridad.

También recuerda que el diseño de las viviendas y la planificación urbana son factores de salud preventiva y, en plena crisis climática, señala que las «soluciones, innovadoras, responsables e integrales» que ofrece la Arquitectura «se tornan esenciales para mitigar los efectos del calentamiento global, transitar hacia una economía circular y recuperar el equilibrio medioambiental, reutilizando y optimizando recursos naturales y económicos y reduciendo gastos de energía».

En este sentido, la declaración hace mención también al «reto» que supone la rehabilitación energética de más de la mitad de los 25,7 millones de viviendas que conforman el parque residencial en España para cumplir con los objetivos de descarbonización de la economía fijados por la Unión Europea para 2050.

También añade «otras mejoras acuciantes» que se necesita en materia de accesibilidad, conservación y funcionalidad y aboga por afrontarlo desde una perspectiva integral que apueste por la calidad para optimizar recursos y garantizar un bienestar duradero.


Más información: