El solar de la Plaza Mayor, sin la vegetación que lo cubría hasta la pasada primavera. (Foto: La Crónic@)
El solar de la Plaza Mayor, a escasos metros del Ayuntamiento y del despacho del alcalde de Guadalajara. (Foto: La Cró[email protected])

Hace años, muchos años ya, Jaime Carnicero anunció que el Ayuntamiento de Guadalajara iba a aprovechar algunos solares de Guadalajara para reconvertirlos en miniparques, zonas de esparcimiento vecinal mientras los respectivos propietarios no se decidían a dejar de incumplir la ley, que obliga a construir pasados dos años desde que se les requiere para ello. De aquello, nunca más se supo.

Concretamente, en 2015 se habló que el Ayuntamiento firmase convenios «con aquellos propietarios que no vayan a construir, la cesión de uso de sus solares, que podrán reconvertirse en zonas estanciales, verdes, zonas de juegos o pistas deportivas, por ejemplo». Formaba parte de la llamada «Estrategia Integral para la Dinamización del Casco Antiguo», que por entonces presentó el equipo de gobierno municipal que encabezaba Antonio Román.

La noticia que convierte en actualidad aquel viejo y fallido propósito llega desde Albacete. Esa ciudad cuenta desde este miércoles con 12 nuevos solares reacondicionados para dotar a los barrios de la capital de zonas verdes y espacios de ocio y convivencia vecinal. Calcadito a lo prometido en Guadalajara, pero nunca visto.

En total, han sido 34.000 los metros cuadrados habilitados, con una inversión de más de un millón de euros, financiada al 80 por ciento con los fondos europeos del programa Edusi, los mismo que en la capital alcarreña sirvieron para remodelar el Mercado de abastos (con un uso muy alejado del previsto) y el Edificio Negro de la Plaza del Concejo, cuyas obras siguen sin terminar y con apenas tres obreros para concluirlas, a un ritmo manifiestamente mejorable.

¿Qué han hecho en Albacete?

En Albacete, lo que en principio iba a ser un «proyecto de adecuación de solares municipales» al uso, se ha convertido en una reconversión transitoria de espacios vecinales que, en un futuro, podrían tener otra funcionalidad institucional. «Gracias al esfuerzo de todos los equipos implicados, el proyecto ha generado 12 espacios que dotan de mucho contenido a los barrios de Albacete», ha explicado en rueda de prensa el concejal de Sostenibilidad y Cambio Climático, Julián Ramón.

El solar más emblemático es el que se encuentra en la confluencia entre la Carretera de Murcia, la Avenida de La Mancha y la calle Cardo Santo, donde ha tenido lugar la inauguración, que cuenta con casi 7.000 metros cuadrados de extensión y cerca de 900 metros de zonas verdes.

Según ha detallado el alcalde, Emilio Sáez, se ha habilitado una zona de calistenia, un anfiteatro, una pista de skate, un nuevo campo de fútbol siete, un recinto canino y una pradera de 1.400 metros cuadrados de césped artificial, que, espera, «dure mucho tiempo y se conserve en buen estado».

Como explicaba el concejal, el mobiliario y el arbolado han sido el nexo común en todas las actuaciones, que en su mayoría han consistido en mejorar los espacios degradados, instalando, además, calistenias, juegos infantiles y juegos biosaludables, como ha sido el caso de los solares de la calle Maratón, «donde se ha dado continuidad al centro social, complementando un barrio de nuevo crecimiento» o el de la vía verde de La Pulgosa, «que se encontraba en un estado muy envejecido por el uso que se le daba».

También ha destacado el solar del antiguo silo, usado a última hora como aparcamiento, adecuándose «con juegos infantiles y mesas de juego debido a la confluencia de residencias de mayores», lo que «ha cambiado totalmente la zona del silo y el solar».

La inclusividad ha sido la protagonista en el de la Avenida Cronista Mateos y Sotos con la Avenida del Teatro, dando así respuesta a «una petición del antiguo presidente del barrio, ya fallecido, que hizo mucho hincapié en la instalación de juegos biosaludables inclusivos».

Asimismo, los solares de la calle Bendición Campos, calle Quiñones y nuestra Señora de Cubas con Virgen del Pilar cuentan con esos espacios biosaludables, zona de calistenia y nuevo arbolado que, en el último caso, viene a complementar «el espacio tan conocido por sus olmos centenarios».

Julián Ramón también ha explicado las actuaciones llevadas a cabo en tres de las pedanías de la capital, como son El Salobral, donde se ha cambiado el mobiliario y el arbolado e instalado zonas de juego y calistenia, Santa Ana, en el que se ha nivelado y adecuado el terreno para «complementarlo más adelante con otro proyecto», y Tinajeros, donde se han instalado juegos infantiles en el espacio en desuso del parque.

En definitiva, una «importante iniciativa de adecuación para la ciudad» que esperan ampliar a otros solares con «el remanente de este proyecto», según ha apuntado el edil.

Por su parte, Sáez ha querido concluir lanzando un mensaje de responsabilidad y civismo, recordando a la ciudadanía «el esfuerzo económico que hace el Ayuntamiento poniendo este millón de euros, que sale de los fondos europeos, y el mantenimiento posterior que supone». «Estos parques se hacen para el uso y disfrute de todos, sobre todo de los niños y los mayores, por tanto, cuidémoslo y veámoslo como si fuera nuestro propio parque, porque así tendrá mucha más vida útil», ha finalizado.

Por ahora, no hay noticias de lo que pueda ocurrir en Guadalajara.

Más información: