Tren de Cercanías en el andén.
Tren de Cercanías en el andén.

Los viajeros de los trenes de Cercanías de Renfe en Madrid registraron un desplome del 80% este lunes, primer día laborable del estado de alarma decretado por el Gobierno para restringir la movilidad de viajeros y combatir la expansión del coronavirus, según informó la compañía ferroviaria con datos de las 9.00 horas.

El servicio de Cercanías ferroviarias que conecta la capital con las distintas poblaciones de la región registra unos 950.000 viajeros diarios en un lunes laborable habitual, con lo que, en virtud del descenso, este lunes lo habrían tomado unos 190.000 usuarios.

El Decreto por el que el Ejecutivo impuso el estado de alarma mantiene por el momento al 100% la oferta de trenes de Cercanías con el fin de garantizar los movimientos de los ciudadanos que tengan que trasladarse por motivos laborales o para atender servicios básicos.

No obstante, el ministro de Transportes, Movilidad y Agenda Urbana, José Luis Ábalos, ha indicado en distintas ocasiones que este porcentaje de oferta se ajustaría en función de su evolución con el fin último de evitar la «masificación».

Sin embargo, a lo largo de la mañana UGT ha anunciado que va a trasladar a Cercanías Renfe algunas recomendaciones para que haya una limitación de aforo en andenes y vagones de transporte ferroviario, mediante el control de acceso, al no haberse cumplido las recomendaciones de distanciamiento social el primer lunes laborable en el estado de alarma.

El sindicato, a través de un comunicado, ha alertado de la situación que se ha vivido durante esta mañana en alguna de las líneas del servicio de Cercanías de Renfe en Madrid, con «vagones llenos de pasajeros incapaces de poder cumplir con las recomendaciones de distanciamiento social realizadas por la autoridad sanitaria».

Por ello, solicitarán la limitación del aforo en andenes y vagones de transporte ferroviario, mediante control de acceso a las estaciones, un refuerzo del personal de seguridad privada para cumplir con la anterior recomendación, apoyo, si fuera necesario, de las Fuerzas y Cuerpos de Seguridad del Estado en las estaciones más transitadas y en intercambiadores de transporte. También, que se incremente el número de circulaciones y frecuencias.

Además, UGT ha vuelto a insistir a las empresas que faciliten a sus trabajadores la posibilidad de realizar su tarea profesional desde sus domicilios, siempre que ésta no sea un servicio esencial para la comunidad. De esta manera se evita el desplazamiento de personas y se limita la movilidad a través de los transportes.

«De poco sirve que la ciudadanía haya asumido la importancia de quedarse en casa durante el fin de semana si, llegado el primer día laborable, los trabajadores tienen que estar desplazándose para acudir a sus centro de trabajo, siempre que no sea estrictamente necesario para interés general», ha reivindicado el sindicato.

Algún problema en el Metro

El consejero de Transportes, Movilidad e Infraestructuras de la Comunidad de Madrid, Ángel Garrido, ha reconocido que este lunes se ha producido «alguna aglomeración puntual en alguna estación de Metro», en concreto en la de Méndez Álvaro, afectada por la avería que se ha producido en Cercanías.

En una entrevista en Telemadrid, Garrido ha explicado que la incidencia en Cercanías ha provocado que «en algún momento puntual también alguna estación de Metro se ha podido ver afectada», por la descarga de viajeros en aquellas estaciones de Metro con conexión a Cercanías. En concreto, ha reconocido que esta situación se ha producido en la estación de Méndez Álvaro.

Además, Garrido ha afirmado que Metro de Madrid ha ofrecido el servicio esta mañana «con la misma cantidad de trenes que un lunes normal, pero con un 75 por ciento menos de viajeros», lo que Metro «está trabajando para evitar que las distancias sean muy cercanas entre pasajeros».

Por otro lado, ha hecho un llamamiento a «que todo el mundo evite coger el transporte público», salvo que sea «imprescindible».

Garrido ha seguido la evolución del transporte público en el primer día laborable tras la declaración del estado de alarma desde el centro de pantallas y control del Consorcio Regional de Transportes de la Comunidad de Madrid, donde ha comprobado la «gran bajada de viajeros» en toda la red. «No había prácticamente personas en los andenes», ha constatado.

En concreto, durante la hora punta de este lunes, entre las 6.00 y las 9.00 horas, Metro de Madrid ha registrado un total de 118.121 viajeros, lo que supone respecto al mismo día de la semana anterior un 75,27 por ciento menos y casi un 57 por ciento menos que el último día laboral, que fue el pasado viernes, según datos difundidos por Metro.

Este domingo, 15 de marzo, se registraron 125.477 viajeros, un 88 por ciento menos que el mismo día de la semana anterior, y un 46 por ciento menos que el día anterior, sábado.

A pesar de que el pasado viernes ya Metro registró entre las 6.00 y las 9.00 tan solo 248.985 viajeros, los datos demuestran que los viajeros siguen bajando cada día. En total, durante todo el día hubo 891.826 viajeros, lo que supone 63,05 por ciento menos que el mismo día de la semana anterior.

En cuanto a la devolución del importe del abono transporte a los usuarios, Garrido ha indicado que las personas que no hayan hecho uso más de tres días de su abono mensual «tendrán una recarga gratuita más adelante», pero ha pedido que ahora no lo soliciten para evitar la afluencia de personas a las oficinas.