Esto es lo más cerca que ha estado la Autovía de la Alcarria de hacerse realidad: es uno de los planos que se presentaron con su trazado en un acto en 2005, con Barreda como presidente. (Foto: La Crónic@)
Esto es lo más cerca que ha estado la Autovía de la Alcarria de hacerse realidad: es uno de los planos que se presentaron con su trazado en un acto en 2005, con Barreda como presidente. (Foto: La Crónic@)

El Grupo Municipal Popular del Ayuntamiento de Cuenca presentará en el pleno ordinario de este jueves una moción para instar al Gobierno del Estado a incluir en sus presupuestos 1.871.000 euros de la conexión A-40 Cuenca-Teruel, 39.300.000 euros de la conexión A-40 con A-3 en Tarancón y 1.000.000 euros para la Autovía de la Alcarria Cuenca-Guadalajara.

“Desde el Partido Popular les pedimos al PSOE y Cuenca nos Une que no llamen a Toledo para preguntar qué votar, que voten por lo que realmente le interesa a la ciudad y fuercen a sus líderes a que redirijan a Cuenca las inversiones tan necesarias para que esta ciudad despegue de una vez por todas”, han apuntado desde el PP.

Aquella vez en que lo pidió Page

Una de las últimas veces en que el presidente regional sacó a la palestra la cuestión fue en diciembre de 2016, cuando ejercía como consejera de Fomento la añorada Elena de la Cruz y era ministro del ramo el olvidado Íñigo de la Serna.

Ya como presidente de Castilla-La Mancha, Emiliano García-Page, insistió entonces al ministro de Fomento que debía cumplir el convenio por el que se ejecutaría la Autovía de la Alcarria al mismo tiempo que el Gobierno regional haría la autovía para unir Cuenca con Albacete.

La ocasión de plantear aquello fue un encuentro en el Palacio de Fuensalida, sede del Gobierno regional. El acuerdo al que aludía Page se firmó en el año 2007. Con sorna, el presidente del Ejecutivo autonómico reflexionó que si hoy tuviesen que sentarse a hablar de nuevo sobre este asunto, “estoy seguro que no llegaríamos nunca a un acuerdo así pero una vez que ya está firmado nos quedan dos caminos, o lo cumplimos los dos o el convenio hay que revisarlo”. Al final, ni lo uno ni lo otro.

Muchos años antes, el 25 de febrero de 2005, José María Barreda había presentado en la biblioteca de Dávalos el estudio informativo de la futura e inalcanzada Autovía de la Alcarria. Un año antes, el entonces consejero de Obras Públicas, Alejandro Gil, presentaba en Guadalajara los dos posibles trazados de la carretera. En esa misma comparecencia, Gil anunció que las obras comenzarían a finales de 2004 para que pudiera estar abierta en 2008.

Más información: