A Correos se le va cada vez más como un repartidor de comercio electrónico que para la entrega de los efectos postales tradicionales.
Dependencia de Correos.

Han pasado casi cuatro años desde que fuera detenido y cinco desde el inicio de las investigaciones sobre sus andanzas, que le permitieron hacerse en aquel entonces con 29.400 euros… que no eran suyos. Desde este 21 de enero de 2021 se juega  una pena de cinco años de prisión, si la sentencia recoge la petición de la fiscal.

El entonces empleado de Correos de la zona de El Casar está acusado de apropiarse de tarjetas de crédito, que llegaban por vía postal, y usarlas para numerosas extracciones en cajeros automáticos. Hubo nada menos que 62 extracciones, con 16 particulares afectados. El Santander, que era la entidad que remitía las tarjetas por ese procedimiento, restituyó el dinero a los clientes.

Una quincena de afectados en El Casar y Mesones

Las denuncias llegaron de vecinos de El Casar y de Mesones, por cargos en sus cuentas de reintegros de cajero automático, que ellos no habían hecho. Coincidía en todos los casos que habían solicitado una o varias tarjetas bancarias y que nunca les habían sido entregadas.

Los cajeros empleados para este peculiar «recogida de fondos» estaban en la Comunidad de Madrid, en localidades como Algete, Fuente el Saz o Alalpardo, pero también en cajeros de la costa española como Roquetas de Mar, Gandía, Murcia o Torre del Mar.

Más información: