El Estado y Castilla-La Mancha trabajan juntos en la digitalización de las empresas.
El Estado y Castilla-La Mancha trabajan juntos en la digitalización de las empresas.

Arranca el año con la segunda edición del denominado ‘Campus-Adelante Soy Digital de Castilla-La Mancha’. Se trata de un programa que es fruto de la alianza dada entre el Ministerio de Industria y la Junta de Castilla-La Mancha, y que está pensado para mejorar la transformación digital de las pequeñas y medianas empresas de la comunidad.

El acuerdo, que llega bajo la aprobación de la consejera de Empresas, Patricia Franco, y del secretario de Industria, Raúl Blanco, está dotado de una partida presupuestaria de trescientos mil euros. Estamos ante una cifra que servirá para reforzar la digitalización del tejido empresarial, situándolo así a la altura de las exigencias tecnológicas que dicta la actualidad.

Ambas autoridades han dado a conocer el desglose del montante final, que queda repartido entre las dos administraciones de una manera proporcionalmente equitativa. En concreto, el gobierno autonómico se hará cargo de cubrir un presupuesto de 60.000 euros, mientras que los 240.000 restantes saldrán del Fondo Social Europeo.

‘Campus-Adelante Soy Digital de Castilla-La-Mancha’ será puesto en práctica a través de la Escuela de Negocios, la institución educativa articulada por el ministerio que lleva casi sesenta años dedicada a la formación de empresas. El plazo de presentación de solicitudes terminó el pasado día quince con la inscripción de más de setenta pymes dispuestas a mejorar sus competencias en materia digital entre los meses de enero a marzo.

Desde la Consejería de Empresas señalan que la finalidad de este programa pasa por suministrar a los interesados el aprendizaje y los recursos necesarios para que la digitalización en el sector se produzca de una manera más ágil e intuitiva, siempre con las mejores garantías de éxito. No en vano, el curso tendrá una metodología basada en casos reales, una duración de setenta horas online y quince horas de tutorización para la consecución de un proyecto final.

Dentro de las áreas que conforman el contenido del curso encontramos ocho grandes bloques de aprendizaje: Negocio digital, Web y ecommerce, Social media, Marketing online, Industria 4.0, Cambio cultural, Vídeo marketing y Productividad. Asimismo, los progresos en ciberseguridad tienen un peso importante en el programa, y es que se trata de uno de los ejes fundamentales de los que debe partir cualquier negocio en internet. De hecho, el uso de herramientas como el protocolo SSL de 128 bits es uno de los requisitos clave que debe formar parte de estos entornos virtuales.

En concreto, se trata de una tecnología que está diseñada para cifrar los datos personales de los usuarios cuando estos llegan a las pasarelas de pago. Esta herramienta cuenta con la garantía de estar siendo empleada exitosamente por aquellas plataformas digitales habituadas al intercambio de dinero, como son los gigantes del comercio electrónico, lo entornos de juegos de azar o las entidades bancarias. No en vano, este protocolo se usa mucho entre los mejores casinos online y en plataforma de compra online, donde la información bancaria y personal del comprador queda protegida por una contraseña de 128 bits, impidiendo de este modo que la piratería informática pueda tener acceso a ella. Un sistema matemático se ocupa de esto, y así los datos que circulan de la web al servidor principal permanecen ocultos durante su viaje.

Los antecedentes indican el buen rendimiento de esta iniciativa. Gracias a ‘Campus-Adelante Soy Digital de Castilla-La Mancha’ un total de 113 empresarios de la región lograron formarse el año pasado en materia digital, de los cuales, más del noventa por ciento llegó a completar su proyecto de digitalización. Son números que invitan al optimismo y a pensar en esta segunda edición como una nueva oportunidad de crecimiento.