La Biblioteca Municipal de Cabanillas del Campo contará con una impresora tridimensional durante el último trimestre del año, cedida por el Centro Regional de Apoyo Tecnológico (Bilib).

Esta impresora 3D estará a disposición de los usuarios de la Biblioteca, que podrán realizar de modo gratuito en ella impresiones tridimensionales, de acuerdo a unas normas de uso que se establecerán en breve.

Se trata de una impresora que funciona con material plástico (de filamento PLA), que se queda en la Biblioteca cabanillera una vez que este martes ha finalizado el curso intensivo de formación en esta tecnología que se ha impartido en los últimos dos días, y para el que se ha utilizado esta máquina.
 
Un total de 17 personas han asistido a este Curso de Impresoras 3D, en el que además de 14 alumnos y alumnas, también han recibido formación específica los tres trabajadores de la Biblioteca Municipal, de cara a ayudar a los futuros usuarios en estos meses.

El curso se ha desarrollado con gran éxito, y ha contado con un total de 14 horas de clases teóricas y prácticas, en las que los participantes han aprendido conceptos básicos del funcionamiento de estas máquinas, cuáles y cómo son sus componentes, y qué tipo de utilidades tiene en la actualidad la impresión 3-D: desde la fabricación de objetos de adorno, a todo tipo de engranajes y piezas de maquinaria, hasta prótesis médicas o su uso en la elaboración de alimentos. En este curso en concreto han trabajado a nivel práctico con dos impresoras diferentes, la de plástico PLA, y otra más sofisticada de resina, con las que los alumnos y alumnas han podido imprimir objetos diferentes.
 
Además del conocimiento de estas máquinas, los participantes también han recibido formación sobre el software con el que se manejan estas impresoras, tanto en su control, como en el diseño previo de objetos tridimensionales. Trabajadores, jóvenes desempleados que buscaban ampliar su formación, o personas que piensan en adquirir uno de estos dispositivos, y querían conocerlos previamente, han sido algunos de los perfiles de los alumnos que han cursado esta novedosa formación.
 
La iniciativa de este Curso de Impresoras 3D forma parte de un proyecto piloto de la Junta de Comunidades de Castilla-La Mancha, que ha seleccionado diez centros de Internet de la región (dos por provincia, en Guadalajara los de Cabanillas y Sigüenza) para dotarlos de este tipo de impresoras tridimensionales. La idea es convertir estos centros en "espacios e-makers".