El presidente de Castilla-La Mancha, Emiliano García-Page, ha vuelto fijado el mes de junio como fecha para la apertura de puertas del nuevo hospital de Toledo, inauguración que se llevará a cabo después de tres meses de mudanza desde el actual centro sanitario de referencia, el Hospital Virgen de la Salud.

Además, ha puesto de manifiesto que cada día la región se gasta un millón de euros al día más en el sistema sanitario de lo que se hacía hace 5 años.

También ha tenido palabras para poner en valor algunas de las estrategias sanitarias de su Gobierno, como el plan de detección de cáncer de colon "que ha salvado la vida a 700 hombres" o un plan de prevención de cáncer de cérvix que ha citado "a 625.000 mujeres".

"Si hoy podemos presumir de algo es que este país atiende universal e igualitariamente a la gente", ha subrayado el presidente autonómico, que tampoco ha dejado de lado que son cinco grandes hospitales los que están en construcción en la región y cerca de 30 centros sanitarios en toda la geografía castellanomanchega.

Emiliano García-Page ha citado otros dos extremos por los que sentirse "orgulloso" de la región. En primer lugar, ha avanzado que 2019 cerrará con un total de 118 donaciones renales en Castilla-La Mancha, lo que supone un 30% más que en 2018.

Igualmente, se ha referido a la previsión de aprobar el próximo año la ley de Atención Temprana en la Comunidad Autónoma. "Castilla-La Mancha será pionera en este tema. Cuanto antes diagnostiquemos y veamos los problemas más graves, mucho mejor para todos", ha indicado.