14 C
Guadalajara
20 mayo 2024
InicioLocalEncierro "express" el de este jueves en Guadalajara

Encierro «express» el de este jueves en Guadalajara

A las ocho de la mañana, los astados que se lidiarán esta tarde en Guadalajara han cumplido con un encierro "express" y sin incidencias.

-

Con la vista puesta en los cabestros y sin girar el cuello ni a izquierda ni a derecha han desfilado por las calles de Guadalajara los seis toros de El Pilar que serán lidiados esta tarde por José María Manzanares, Roca Rey y Francisco de Manuel. Eso será a partir de las seis de la tarde. A las ocho de la mañana, los mismos astados han cumplido con un encierro «express» y sin incidencias.

En menos de dos minutos se cubría el primer acto de los encierros de Guadalajara para este 2023, con el recuerdo todavía muy presente del accidentado y peligroso con el que terminaron los de 2022. En esta ocasión, con 1 minutos y 52 segundos ha bastado para enchiquerarlos.

De todos, el único que ha querido ir por su cuenta ha sido uno de los coloraos de El Pilar, que se ha adelantado un poco al resto ya por La Carrera. Un mozo ha caído en la contra curva de Santo Domingo, aparentemente sin mayores repercusiones.

Y en Capitán Arenas, como es costumbre, los mejores corredores han hecho exhibición de las mejores carreras, capaces incluso de coger toro entre tanta omnipresencia de los cabestros.

Lo mejor, pues, la alegría en los tendidos de la plaza y el poco trabajo para el dispositivo sanitario.

El recuerdo de aquel encierro de 2022, tan complicado

Con 10 minutos de retraso se iniciaba el cuarto y último encierro de las Ferias de Guadalajara de 2022. Era el 8 de septiembre, domingo.

No había adolfos para correr por las calles, porque habían sido rechazados la víspera al no tener, ninguno, el peso reglamentario.

Se trajeron de urgencia y de madrugada nuevos astados, de encaste santacoloma y de la ganadería de San Martín, que provocaron una confusión total en el recorrido.

Otros diez minutos después del inicio, se decidía darlo por terminado, tras el caos. Dos de los astados no llegaron a la plaza y se volvieron a los corrales, desde La Carrera, donde habían arrasado durante inacabables minutos. La violencia de las arrancadas de uno de estos, cárdeno, impresionaba solo con verle arremeter contra las talanqueras.

Más arriba, otro más se había quedado retrasado en Capitán Arenas, donde se había emplazado, remiso a seguir su camino y creando situaciones críticas allí y, sobre todo, cuando los corredores lograron introducirle en la plaza, a cuerpo limpio. Metros antes, había levantado por los aires a un mozo.

Fue entonces, sobre el ruedo, donde se vivieron momentos de pánico, al arrollar con saña a un joven, al que había enganchado justo al salir del túnel de acceso. Sólo pudo ser sacado de entre los pitones con la ayuda de varios y el providencial coleo de uno de los que le asistieron, conocido corredor, muchos metros más allá y entre el estupor de los tendidos, abarrotados. Salió casi indemne, para lo que pudo ser.

Como intento final de despejar el recorrido, volvieron en sentido inverso los cabestros, cuando ya no era necesaria su labor, puesto que los dos ejemplares de la corrida de esa tarde que quedaban en La Carrera, ya habían entrado en los corrales.

El parte de heridos fue mucho menor de lo que pudo haber sido.


Más información: