Los embalses de la cabecera del Tajo, Entrepeñas y Buendía, han bajado durante la pasada semana 5,88 hectómetros cúbicos en sus reservas y almacenan actualmente un total de 468,25 lo que supone el 18,59 por ciento de su capacidad –que asciende a 2.518 hectómetros–, según los datos aportados por la Confederación Hidrográfica del Tajo.

En este sentido, el embalse de Entrepeñas ha bajado sus reservas en 3,24 hectómetros en los últimos siete días y almacena 248,16 de los 813 que puede embalsar; mientras que el de Buendía baja 2,64 y almacena 220,09 de los 1.705 hectómetros cúbicos que puede contener.

Del resto de embalses de Guadalajara, dos han aumentado sus reservas y los otros seis restantes las han disminuido.

Los que suben de manera tímida son los de Almoguera, un 0,21 hectómetros y cuenta con 6,09 de su máximo de 7; y el de Bolarque, que aumenta 0,89 hectómetros y registra 26,06 esta semana de los 31 que puede almacenar.

El resto vieron disminuidas sus reservas. Así, el embalse de Alcorlo baja 0,9 hectómetros y acumula 77,26 de los 180 que puede albergar; y el de El Atance baja 0,37 y se queda con 13,16 de sus 35 posibles.

De su lado, el de Beleña desciende 1,1 hectómetros sus reservas y se queda con 26,8 de los 53 que puede almacenar; y el de Pálmaces baja 0,05 hectómetros y acumula 14,36 de su máximo de 31.

Finalmente, el de La Tajera baja 0,24 hectómetros sus reservas y se queda con 23,56 de un total de 59; y el de El Vado baja 0,32 hectómetros, quedándose con 12,43 de un total de 56.