Almacén de Mercedes Benz en Azuqueca.

Mercedes-Benz Parts Logistics Ibérica, con instalaciones en el polígono Miralcampo de Azuqueca de Henares ha iniciado conversaciones con los representantes sindicales para presentar a lo largo de la próxima semana un Expediente de Regulación Temporal de Empleo (ERTE) que afectará a la práctica totalidad de su plantilla. La sociedad es filial del grupo automovilístico Daimler y está dedicada a la distribución de piezas de recambio originales para vehículos del consorcio alemán en la Península Ibérica,

La compañía puso en marcha desde el anuncio del estado de alarma un plan de contingencia con medidas operativas y laborales para preservar la salud y la seguridad de sus trabajadores y el mantenimiento del empleo. “Pese a ello, la ralentización económica general con medidas como el cierre de fronteras y las restricciones a la circulación por carretera han provocado una caída drástica y progresiva de la actividad comercial, enfrentándose el sector de la automoción a un escenario de durísimas condiciones de mercado”, ha indicado Mercedes-Benz Parts Logistics Ibérica.

Aún así, la filial de Daimler se ha comprometido a mantener el suministro de recambios y con ello asegurar la movilidad de los camiones, ambulancias, furgonetas de reparto y demás vehículos de las marcas que representa, “imprescindibles en estos momentos”.

“Para garantizar la disponibilidad y el envío de los recambios necesarios para las intervenciones en talleres y la asistencia en carretera, Mercedes-Benz Parts Logistics Ibérica mantendrá un servicio para la reparación y distribución de piezas para minimizar las consecuencias del ERTE”, han explicado desde la empresa.