Más del 85% de la plantilla de Lyreco-Alovera estaría secundando la primera jornada de la huelga indefinida convocada por el comité de empresa contra el cambio de la política de personal emprendido en la planta por la multinacional francesa a la que pertenece. La variación ha consistido en la externalización, desde el pasado 1 de diciembre, del Área de Mantenimiento y la subrogación de los contratos de las cinco personas que se ocupaban de estas tareas.

CCOO sostiene que "para contrarrestar el importante seguimiento del paro" la compañía está recurriendo "a decenas de personas de ETT" con los que sustituyen a los a los huelguistas. El comité de empresa ya ha denunciado estos hechos ante la Inspección de Trabajo, a la vez que pide "una actuación rápida y contundente para contar de raíz la descarada vulneración del derecho fundamental de Huelga en el que está incurriendo Lyreco".

Con todo, el sindicato señala que en el primer turno de la mañana, de las más de 110 personas de la plantilla del servicio de Almacén solo habían entrado a trabajar nueve. "Lyreco introdujo en la planta a numerosos eventuales contratados vía ETT para minimizar el impacto de la huelga", sostiene.

También está siendo muy importante, según añade, el seguimiento del paro entre el personal de oficinas, un colectivo que tradicionalmente se ha mantenido ajeno a las movilizaciones sindicales pero que en esta ocasión sí se ha sumado mayoritariamente a la huelga.

Como ha venido informando LA CRÓNICA, sin comunicación ni consulta previa al comité, la dirección de Lyreco-Alovera anunció en la última semana de noviembre su decisión de externalizar el Área de Mantenimiento a partir del 1 de diciembre; y de transferir los contratos de las cinco personas adscritas a esta sección a la contrata que se ha hecho cargo de este servicio, Eulen.

"Desde el mismo día en que la empresa comunicó a estos trabajadores que el domingo 1 de diciembre dejaban de formar parte de Lyreco, la práctica totalidad de la plantilla expresó de inmediato su rechazo a esta medida y su solidaridad con los afectados, concentrándose todos los días desde entonces en las pausas laborales y en los cambios de turno", añaden desde CCOO.

El sábado 30 de noviembre, la asamblea de trabajadores decidió casi por unanimidad ir a la huelga indefinida para exigir a la empresa que rectificase.

Desde Lyreco 
La Dirección de Lyreco-Alovera estima que no se recortado puestos de trabajo, sino que "en línea con la política emprendida hace años por la compañía de externalizar todas aquellas labores que no forman parte de los servicios clave ofrecidos y para poder mejorar su eficacia en un mercado altamente competitivo", se ha procedido a la subrogación por parte de la empresa Eulen S.A. de los cinco trabajadores que componen el departamento de mantenimiento. Esta decisión es, precisamente, la que ha motivado la huelga.

En un comunicado de prensa, la dirección de Lyreco interpreta que el cambio para esos empleados se ha realizado "respetando todas las condiciones y derechos con los que cuentan los trabajadores en la actualidad, así como la antigüedad, el tipo de contrato y el centro de trabajo".

Desde Lyreco argumentan que esta medida de externalizar áreas que no forman parte de la actividad nuclear del negocio de la compañía "ya se ha tomado en el pasado en diferentes ocasiones", con actividades como jardinería, seguridad o limpieza.

Por tanto, la compañía ha asegurado que no comprende que se convoque una huelga indefinida con la justificación de que en un futuro se puedan modificar los derechos de estos trabajadores, "cuando esto no ha sucedido nunca en el pasado".

"La medida tomada permite a Lyreco mejorar su competitividad en un entorno muy complejo, así como la capacidad de inversión en innovación para continuar siendo una empresa puntera y poder así aumentar su capacidad de mantenimiento del empleo en el futuro", han asegurado.

De hecho, desde Lyreco ponen énfasis en recordar que "sin contar la adquisición inicial del terreno en el que se ubica el centro, (la compañía) ha invertido en sus instalaciones de Alovera cerca de 30 millones de euros, 4,5 de ellos en la última década, y prevé una inversión cercana a los 820.000 euros en 2020 para abrir una nueva entrada al recinto que permitirá ganar en seguridad tanto a los vehículos que acceden al mismo como para los empleados de la compañía y los vecinos de la localidad".

Las razones aducidas por el Comité de Empresa para convocar una huelga indefinida, en su opinión, "no justifican los daños económicos y reputacionales que va a generar a la empresa una medida tan radical" y apelan desde Lyreco "a la responsabilidad de todas las partes implicadas para actuar con la debida responsabilidad y proporcionalidad".