Según el Centro de Investigaciones Sociológicas, en su estudio postelectoral de las elecciones autonómicas y municipales 2019, el 31,1% de los más de 400 encuestados en 47 municipios en Castilla-La Mancha se decantarían por el PSOE en unas elecciones generales –trece puntos menos que los apoyos cosechados en las elecciones autonómicas del 26 de mayo, cuando le votaron más del 44% de los electores–; mientras que el 18,2% votarían al Partido Popular, lejos también del 28% de sufragios recabados en la pasada cita electoral.

Por su parte, para Ciudadanos son un 9,5% de los encuestados los que muestran su intención de voto, por debajo del 11,38% del mes de mayo; a su vez, Unidas Podemos caería al 5,2% desde el 6,9% que le otorgaron las urnas. Vox caería del 7,02% al 5,4%.

En las pasadas elecciones generales del 28 de abril, el PSOE fue el partido más votado con un 32,37%, que le supuso 9 diputados; el PP consiguió el 22,69% de los votos, con los que obtuvo seis diputados; Ciudadanos logró el 17,47% de los sufragios, que le dieron 4 escaños; Vox consiguió el 15,29% de los votos, que le sirvieron para lograr dos actas; y Podemos-IU-Equo se quedó en el 10,15% del voto, resultados con los que no consiguió ningún escaño.