15.8 C
Guadalajara
21 mayo 2024
InicioEspaña/MundoEste es el tiempo que se nos viene encima para los próximos...

Este es el tiempo que se nos viene encima para los próximos días

Los próximos días en la mayor parte del país, tanto el fin de semana como los primeros días de la próxima semana, que volverán a estar marcados por lluvias y chubascos.

-

La inestabilidad atmosférica continuará durante los próximos días en la mayor parte del país, tanto el fin de semana como los primeros días de la próxima semana, que volverán a estar marcados por lluvias y chubascos, que serán más probables por la tarde y que localmente podrían ser fuertes y estar acompañados de granizo. Además, se espera la llegada de una nueva borrasca atlántica para la próxima semana que dejará precipitaciones en buena parte de la Península, sobre todo en la mitad occidental, y en el archipiélago canario.

Así lo ha avanzado el portavoz de la Agencia Estatal de Meteorología (AEMET), Rubén del Campo, que ha detallado que este viernes la inestabilidad será generalizada en todo el país, con lluvias y chubascos casi en cualquier punto del interior peninsular y de Baleares, con posibilidad de que sean localmente fuertes y acompañadas de tormenta y granizo, así como rachas intensas de viento.

El sábado la situación será similar, con lluvias y chubascos más frecuentes por la tarde en amplias zonas de la mitad norte, así como en áreas montañosas del sureste peninsular y en Baleares, donde podrán ser localmente fuertes y estar acompañadas de granizo.

Se podrían acumular entre 15 ó 20 litros por metro cuadrado en tan sólo una hora o puntualmente podrían registrarse cantidades similares en menos tiempo, lo que puede provocar «crecidas repentinas en cauces que habitualmente bajan secos» por lo que Del Campo ha pedido «mucha precaución».

El domingo se repetirá la situación, en una jornada marcada por la nubosidad de evolución diurna, con posibilidad de chubascos sobre todo por la tarde en amplias zonas del interior de la Península y Baleares, que localmente podrán alcanzar intensidad fuerte y estar acompañadas de granizo. En resumen, estos chubascos y tormentas serán menos probables a lo largo del fin de semana en zonas costeras y más probables en zonas de interior.

En cuanto a las temperaturas, bajarán este viernes en el tercio sur, subirán en el tercio norte y durante el resto del fin de semana no variarán demasiado o, si acaso, subirán ligeramente. Del Campo ha detallado que, en general, «será un fin de semana algo fresco para la época del año, con temperaturas que, en puntos de la zona centro y de la mitad sur, podrían llegar a estar entre tres y cinco grados por debajo del promedio normal para esta época del año en el caso de las diurnas». «La excepción será el tercio norte, donde estarán entre tres y cinco grados por encima de lo normal», ha precisado.

Las temperaturas máximas en las horas centrales del día oscilarán entre los 22 y los 27 grados (ºC), aunque serán algo más altas en puntos del Valle del Ebro y en el Valle del Guadalquivir. Precisamente, en el Valle del Guadalquivir podrían incluso llegar a los 30ºC.

El portavoz ha indicado que la próxima semana comenzará con una tónica similar a la actual, ya que el lunes de nuevo se esperan nubes de evolución diurna, con posibilidad de chubascos en la Península y de Baleares, que serán menos probables en el suroeste del país. Las mayores precipitaciones se esperan en zonas de montaña y en las mitades norte y este de la Península.

El martes, aunque continuará el tiempo inestable, la probabilidad de chubascos estará limitada a la mitad norte y Baleares, aunque serán menos intensos que en los días previos. Tampoco se descartan chaparrones en zonas montañosas del este de la Península y las temperaturas no variarán demasiado.

Respecto a las temperaturas, el portavoz ha señalado que «el lunes y el martes sí que se notará un ascenso de los termómetros en el Valle del Ebro, donde se alcanzarán los 30ºC y se superarán los 32 ó 33 ºC en el Valle del Guadalquivir».

A partir del lunes, la llegada de una borrasca atlántica en Canarias dará lugar a precipitaciones, sobre todo por la tarde en las islas occidentales. Las lluvias continuarán el martes probablemente en el archipiélago y podrán ser intensas, con grandes cantidades de agua en las islas de mayor relieve por lo que Del Campo ha pedido «precaución».

Durante los días siguientes, sobre todo a partir del miércoles, esa borrasca llegará a la Península y dejará fuertes precipitaciones, sobre todo en la mitad oeste, mientras que serán más escasas en el área mediterránea y Baleares.

Las temperaturas bajarán el miércoles aunque es probable que suban los días siguientes, sobre todo en el este de la Península. «En general, en conjunto, la semana será fresca en la mayor parte del país, salvo en el tercio norte de la Península y en los dos archipiélagos, donde el ambiente será algo más templado de lo normal», ha señalado Del Campo.

MAYO SE SITÚA EN PROMEDIO HABITUAL GRACIAS A LAS ULTIMAS LLUVIAS

El portavoz también ha hecho un análisis del mes de mayo de 2023, que inicialmente continuó con el tiempo seco y cálido que se había vivido en buena parte de los meses de marzo y abril, pero después ha estado marcado por un ambiente inestable, con lluvias y chubascos repartidos por amplia zonas de España, especialmente en la segunda quincena.

«A falta de los datos definitivos de mayo, hasta el día 30 oferta habían caído 57 litros por metro cuadrado en el conjunto de España, valor que coincide exactamente con el promedio normal de los meses de mayo», ha explicado Del Campo.

En concreto, en áreas del sureste peninsular, como la región de Murcia, sur de la Comunidad, Valenciana y extremo oriental de Andalucía, llegó a llover más del triple de lo normal, pero en zonas de la mitad norte, especialmente en el interior y también en puntos del noroeste de Galicia, las precipitaciones no llegaron ni a la mitad de lo normal.

«En el conjunto de España, muy probablemente esta primavera será la segunda más seca de la serie histórica y lo que llevamos de año hidrológico han caído 403 litros por metro cuadrado, es decir, un 25% por debajo del promedio normal, que son 519 litros por metro cuadrado en una semana. De todas formas, se ha reducido este déficit de precipitaciones cinco puntos porcentuales», ha destacado.

No obstante, ha subrayado que este 2023 es «un año hidrológico muy seco», a pesar de que en los próximos días se continuará reduciendo ese déficit de precipitaciones.


Más información:

Por más que llueva, consideran esta primavera la más seca de la que se tienen registros