Restos trasladados de la fosa común a una nueva sepultura en el cementerio de Guadalajara.
Restos trasladados de la fosa común a una nueva sepultura en el cementerio de Guadalajara, en una anterior campaña.

Este 1 de octubre, viernes, daba formalmente comienzo una nueva exhumación en el cementerio de Guadalajara, también a cargo de la Asociación para la Recuperación de la Memoria Histórica (ARMH). Esta organización ha invitado a los embajadores de Alemania e Italia a visitar los trabajos sobre la fosa común, por la responsabilidad de ambos países en la guerra civil.

A cada uno de ellos se les ha remitido una misiva como «representante de un país que agredió ilegal y cruentamente a nuestra ciudadanía» y les invitan «a visitar y conocer de manera directa las consecuencias de esa violencia y a rendir homenaje a las familias y a los hombres que defendían la libertad.

Tres países marcados por el fascismo

Desde la asociación recuerdan a los embajadores que «se trata de una fosa común de personas asesinadas una vez que los ejércitos de Franco, de Hitler y de Mussolini obtuvieron la primera gran victoria militar del fascismo en Europa».

Otro 1 de octubre, del año 1938, Francisco Franco les concedió a Adolf Hitler y a Benito Mussolini el título de Gran Caballero y el Collar de la Gran Orden Imperial de las Flechas Rojas por su “amistad generosa”.

Ascensión Mendieta, durante los trabajos en el cementerio de Guadalajara. (Foto: Reuters)
Ascensión Mendieta, durante los trabajos en el cementerio de Guadalajara. Fue el caso que alcanzó más notoriedad, incluso internacional. (Foto: Reuters)

Tras la tercera campaña de exhumaciones en el cementerio de la capital alcarreña se distribuyó el siguiente vídeo:

Más información: