Bicicletas de alquiler en el barrio de Chamberí. (Foto: La Crónic@)
Bicicletas de alquiler en el barrio de Chamberí de Madrid. (Foto: La Crónic@)

El Ministerio de Transportes, Movilidad y Agenda Urbana ya ha puesto en marcha la segunda convocatoria de ayudas a municipios para «digitalizar y descarbonizar la movilidad urbana». Dicho de un modo más claro: otros 500 millones de euros, destinados a ayuntamientos y procedentes de la Unión Europea.

Esta convocatoria completa el presupuesto de 1.500 millones de euros previstos para esta línea del tan cuestionado Plan de Recuperación, Transformación y Resiliencia. El objetivo formal es «contribuir a mejorar la calidad del aire y mitigar el ruido mediante el impulso de zonas de bajas emisiones (ZBE) y la transformación sostenible y digital del transporte urbano».

El programa se dirige a municipios con más de 50.000 habitantes, como es el caso de la ciudad de Guadalajara, a las propias capitales de provincia y a municipios de entre 20.000 y 50.000 habitantes, como es el caso de Azuqueca de Henares, que cumplan determinadas condiciones, como disponer de un servicio de transporte público colectivo urbano interior. En el caso de Azuqueca, ya se presta con un vehículo eléctrico y otro híbrido.

Los proyectos seleccionados deberán contribuir a fomentar la movilidad activa; a articular un sistema de transporte público urbano fiable, atractivo, accesible y asequible con flotas más modernas, eficientes y sostenibles; con la introducción de un concepto de movilidad inteligente adaptada a los nuevos hábitos y con el impulso de la digitalización para planificación, gestión y evaluación, y tendrán que estar finalizados antes del 30 de junio de 2025.

Las ayudas, variables

Las actuaciones podrán ser financiadas con cargo a los fondos europeos hasta un máximo del 90% de los costes subvencionables, excepto la adquisición de autobuses urbanos y vehículos de limpieza cero emisiones, en los que se financia un precio unitario según la categoría del vehículo, siempre que no se supere la ayuda máxima por solicitante, que se fija en función de la población del municipio.

Entre las actuaciones previstas están la implementación de zonas de bajas emisiones (ZBE), la implantación de nuevos carriles reservados para bicicletas, la construcción de plataformas y carriles de priorización para transporte colectivo o la adquisición de autobuses propulsados con energía eléctrica o con hidrógeno, entre otras.

Más información: