La sombra de Román ha sido alargada todos estos años en el PP de Guadalajara, frente a Guarinos.
La sombra de Román ha sido alargada todos estos años en el PP de Guadalajara, frente a Guarinos.

El presidente del PP de Castilla-La Mancha, Paco Núñez, ha confirmado que el Comité Nacional de su partido será el que marque los plazos para la convocatoria de congresos regionales y provinciales. Si bien, ha añadido que en Castilla-La Mancha esto "ya se ha hecho", por lo que no se produciría un nuevo Congreso Regional.

Sí habrá congresos provinciales que no se celebrarán hasta 2020, ya que antes "es imposible". Así, cuando la dirección nacional inicie este proceso, se hará "como siempre", reuniendo a los alcaldes y escuchando "a todo el mundo", aplicando los Estatutos del partido, que marcan un proceso de primarias al que se puede presentar cualquier afiliado. Un proceso en el que la dirección regional "no se pronunciará", pero sí que intentará que haya diálogo y consenso.

Preguntado por la posibilidad de que repitan todos o algunos de los actuales presidentes provinciales –José Julián Gregorio (Toledo), Ana Guarinos (Guadalajara), Benjamín Prieto (Cuenca), Vicente Aroca (Albacete) y Francisco Cañizares (Ciudad Real)–, ha optado por argumentar que el PP tiene "cinco grandes presidentes", pero también "gente muy buena en todas las provincias", ya que cada una de ellas "es un mundo".

Núñez ha valorado el "gran trabajo" de todos ellos al frente de las direcciones provinciales en "un momento complicado", sacando las cosas adelante "con creces y con éxito".

En el caso de Guadalajara, lo cierto es que los movimientos de Antonio Román durante las últimas semanas no han hecho más que resaltar que la división del PP en la provincia es palpable y su solución sigue siendo un asunto pendiente.

Malos resultados electorales
En entrevista de Europa Press para LA CRÓNICA, Paco Núñez ha valorado el "mal resultado" obtenido por los 'populares' en las pasadas elecciones autonómicas de mayo en la Comunidad Autónoma, donde pasaron de ser la fuerza más votada con 16 diputados en el año 2015, a obtener 10 en 2019 y ser la segunda fuerza de las Cortes regionales.

Esto, para el líder 'popular' se debió a la fragmentación del voto de centro-derecha, ya que hubo "miles de votos tirados a la basura", con gente que votó a Vox "con la mejor intención del mundo", pero que se quedó sin representación.

Además, ha indicado que el PP también hizo "cosas mal" y cometió "muchos errores", todo ello sumado a los "pocos meses" al frente del partido de la nueva dirección regional y el "poco tiempo para crear un nuevo proyecto político".

Asimismo, ha añadido que en todo esto también influyó que el PSOE estaba justo "en la guinda del pastel electoralmente hablando". Independientemente de estas cuestiones, Núñez ha avanzado que lo que ahora les toca a los 'populares' es "mirar para el futuro" y "trabajar a cuatro años" con un proyecto que se base en el municipalismo y en los alcaldes, portavoces, concejales y afiliados, trabajando en una ruta social de manera "pausada y calmada" para ser el altavoz de todos los colectivos de la región.