Un hombre de 84 años, residente en Los Santos de la Humosa, ha fallecido esta tarde en el Hospital de Guadalajara. El anciano no ha podido superar las mútiples lesiones y destrozos internos que le había inferido el toro del encierro, tras hacer por él durante el recorrido.

Según ha podido confirmar LA CRÓNICA, el infortunado llegó a ser trasladado desde el quirófano a la UCI, siendo allí donde ha fallecido a primeras horas de la tarde del lunes.

Antes de la confirmación oficial ya había constancia del óbito en Horche, donde incluso se guardaba un minuto de silencio al inicio del festejo taurino de esta tarde.

Esta persona, que seguía el encierro en una zona sin vallar, junto con otros muchos curiosos, no pudo evitar que el toro lo embistiera, tanto por la acometividad del animal como por la escasa movilidad del anciano. Ingresó en estado crítico en el servicio de Urgencias del Hospital Universitario de Guadalajara tras recibir al menos dos cornadas muy fuertes y numerosos topetazos.

Fuentes municipales ya habían alertado, como viene recogiendo este diario desde un primer momento, que la cornada fue "tremenda" y que el hombre había sido traslado inmediatamente a Guadalajara y, tras ser reanimado en la ambulancia, atendido en el Servicio de Urgencias con un diagnóstico inicial que indicaba "traumatismo craneoencefálico" y varias cornadas en el abdomen y en el muslo.

El suceso ha ocurrido sobre las 12.15 horas de este lunes.

El astado le ha embestido a la entrada del pueblo donde, al parecer, se ha producido "un remolino de gente y el toro se lo ha llevado por delante con una cornada tremenda", ha precisado a Europa Press para LA CRÓNICA el alcalde, José Manuel Moral, muy afectado. "Yo solo he visto al hombre ya en el suelo, pero ha sido tremendo", ha indicado Moral.