El 5 de septiembre fallecía en la residencia "San Juan Pablo II" de Alovera el sacerdote diocesano Jesús Santamaría del Castillo.

La parroquia del Santísimo Sacramento de Guadalajara, donde fue párroco 41 años, acogió su funeral, presidido por el obispo diocesano y concelebrado por unos setenta sacerdotes. Tras el mismo, fue enterrado en el cementerio de Valfermoso de las Monjas, pueblo donde nació el 5 de diciembre de 1933.

Ordenado sacerdote en Sigüenza el 10 de junio de 1956, comenzó su ministerio en distintas parroquias rurales con sus correspondientes anejos (La Bodera, Espinosa de Henares, La Olmeda de Jadraque, Escamilla y Escariche).

En 1966, fue trasladado a Guadalajara, primero como coadjutor de Santa María y entre 1968 y 2009 como párroco del Santísimo Sacramento, parroquia erigida entonces en el barrio de El Alamín.