Alique
Jesús Alique, en una imagen de archivo.

El Gobierno de Castilla-La Mancha ha puesto en común con las regiones de Aragón y Castilla y León los avances que las tres autonomías están realizando en sus respectivos procesos de lucha contra la despoblación.

Ha sido durante una reunión, vía telemática, en la que el comisionado del Reto Demográfico de Castilla-La Mancha, el guadalajareño Jesús Alique, ha compartido con sus homólogos, el comisionado para la lucha contra la Despoblación de Aragón, Javier Allue, y el director general de Ordenación del Territorio y Planificación, Antonio Calonge, los avances que Castilla-La Mancha está haciendo al respecto. Avances como la Ley de Medidas económicas, sociales y tributarias contra la Despoblación que se ha remitido a las Cortes autonómicas y se espera que pueda quedar aprobada a principios del próximo mes de mayo, así como la Estrategia Frente a la Despoblación en la que se está trabajando de forma paralela.

Asimismo, durante la videoconferencia los tres responsables del área de despoblación han abordado las actuaciones en las que está trabajando los distintos gobiernos, toda vez que se han puesto sobre la mesa posibles soluciones a la exclusión financiera que vive el medio rural con la supresión, desde hace años, de servicios bancarios en muchos de ellos.

Segunda ronda de las mesas para elaborar la Estrategia

Por otro lado, el Gobierno regional comienza, a lo largo de esta semana, la segunda ronda de las mesas de trabajo para elaborar la Estrategia Regional frente a la Despoblación de Castilla-La Mancha. Un proceso participativo donde los diferentes agentes implicados en la cuestión del reto demográfico pueden aportar su punto de vista, preocupaciones y posibles demandas a ser consideradas en la nueva estrategia, al fin de que el documento sea lo más participado posible para conseguir un verdadero consenso social y político.

Unas mesas de trabajo que están estructuradas en tres ámbitos, territorial, social y económico, en las que se van a compartir el esquema general de la Estrategia frente a la Despoblación (objetivos y líneas de actuación), por lo que el encuentro servirá para seguir avanzando en propuestas para implementarlas en la misma.

Resultados de la consulta pública

Dichas mesas servirán también para presentar la consulta pública realizada a través del Portal de Participación de Castilla-La Mancha, en la que se han respondido un total de 2077 cuestionarios, que ha servido para pulsar la opinión ciudadana sobre los motivos que les llevarían a elegir el medio rural para asentarse.

El perfil de participantes de la encuesta son hombres y mujeres, casi al 50 por ciento, de entre 35 y 50 años. La mayoría de ellos (el 71 por ciento) con estudios superiores y con “mucha relación” con el medio rural.

Del cuestionario se han podido extraer algunas conclusiones, como que las personas deciden trasladarse a vivir a las zonas urbanas en busca de más oportunidades de empleo, mejorar el acceso a los servicios básicos, una mayor conectividad territorial y digital de calidad y mayor facilidad para desarrollar negocios y acceder a servicios de formación y aprendizaje.

Además, las personas que se van a vivir a los pueblos dan mucha importancia al entorno natural, que exista un buen acceso a los servicios básicos y a la vivienda. Asimismo, estas conclusiones muestran que lo que solicitan aquellos que las han cumplimentado es que, en el ámbito de la economía, las actuaciones se deben centrar en incentivar la creación de empleo y en apoyar la actividad económica local y sostenible así como explorar nuevas oportunidades de negocio que permitan diversificar la economía del medio rural fomentando el desarrollo económico sostenible.

Más información: