Después de cuatro meses y medio, el 21 de enero pasado se celebraba la vista para resolver la denuncia interpuesta por Jeyme, la madre a la que la justicia ha terminado reconociendo la custodia de su hija, de 22 meses en la actualidad.

El auto dictado por el Juzgado de Instancia número 7 de Guadalajara acaba, por tanto, con la situación creada por el otro miembro de la pareja y padre de la menor, que la había seprado físicamente de la madre, en un caso que fue noticia hace algún tiempo en LA CRÓNICA. El Juzgado no ha aplicado medidas sancionadoras contra el padre.