En la Junta piensan que la R-2 podría ser gratis y una alternativa a la autovía hasta Fontanar.

Uno de los asuntos tratados este miércoles en el encuentro entre Martínez Guijarro y Alberto Rojo en el Ayuntamiento de Guadalajara ha sido el futuro de la CM-101, también conocida como carretera de Fontanar. La necesidad de que se pongan medidas ante el desarrollo empresarial y el movimiento de tráfico que está suponiendo ya la Ciudad del Transporte empeiza a ser acuciante. Ambos han dicho que trabajarán “de la mano” para pedir al Gobierno central la liberación del peaje en el último tramo de la R-2.

“Entendemos que sería una de las mejores formas de desbloquear esa más que posible congestión de tráfico que se puede generar” con motivo de la Ciudad del Transporte, ha indicado Guijarro, opinión que ha compartido el alcalde.