19.2 C
Guadalajara
19 abril 2024
InicioLocalLa Junta no se queda por ahora la viviendas de San Vicente...

La Junta no se queda por ahora la viviendas de San Vicente Paúl y quiere implicar al Ayuntamiento

-

El pasado martes, 23 de abril, representantes de la Sociedad de San Vicente de Paúl en Guadalajara han mantenido una reunión con el director general de Vivienda y Urbanismo de Castilla-La Mancha, José Antonio Carrillo Morente, para reiterarle el ofrecimiento de ceder las 96 viviendas de Guadalajara conocidas como “Operación Alamín” a la Junta de Comunidades.

El 30 de enero de 2018, la Sociedad de San Vicente de Paul España ya había dirigido un escrito al presidente de la Junta de Comunidades de Castilla-La Mancha, Emiliano García-Page, solicitando una reunión inicial para ceder, a título gratuito, las 96 viviendas sociales de su propiedad en Guadalajara conocidas como “Operación Alamín” a la Junta de Comunidades, que se haría cargo de la titularidad y de la gestión de las mismas.

Esta solicitud no había tenido contestación hasta el martes, que tuvo lugar dicha reunión, en la que expusieron al director general la situación en que se encuentran las viviendas así como las problemáticas existentes en este barrio de Guadalajara. Según el testimonio que han dado del encuentro, ofrecieron, de nuevo, donar a la Junta las 96 viviendas sociales para que las gestione. De acuerdo con esta versión, el director general se mostró interesado y afirmó que es necesario considerar todas las posibilidades y también implicar a otras administraciones, como el Ayuntamiento, para poder dar solución a los problemas planteados. La Junta habría solicitado, como paso previo, a los representantes de la Sociedad de San Vicente que le enviasen un informe detallando todos los extremos planteados en la reunión, para su posterior estudio.

Desde la Sociedad de San Vicente de Paúl han manifestado que "en breve" enviarán el informe solicitado, en el que se recogerán tanto las necesidades materiales de las viviendas como los problemas del barrio, destacando entre ellos "los de convivencia -incluso de orden público-, falta de escolarización de niños, vandalismo, acumulación de basuras, “okupación” y venta de llaves", y también el riesgo de aparición de “narcopisos”.