El Gobierno de Castilla-La Mancha ha propuesto en sus alegaciones al Tercer Ciclo de planificación hidrológica de España que el caudal del río Tajo se eleve hasta los 10,86 metros cúbicos por segundo, elevando la mínimo actual de 6 y por encima de la propuesta de 8,52 que presenta el texto inicial.

Así lo ha explicado el consejero de Agricultura, Agua y Desarrollo Rural del Gobierno regional, Francisco Martínez Arroyo, en declaraciones a los medios desde Talavera de la Reina, donde ha precisado que en la localidad madrileña el curso del río aún no ha incorporado el agua del Jarama, añadiendo que con esta cantidad podría llegar por fin agua de calidad a la Ciudad de la Cerámica.

La otra reivindicación “fundamental” defendida por Martínez Arroyo es la de doblar el mínimo de reservas que han de existir en los embalses de cabecera del Tajo y colocarlo en 800 hectómetros cúbicos, por los 400 actuales.