Radiador de la calefacción de un domicilio particular.
Radiador de la calefacción de un domicilio particular.

El Gobierno de Castilla-La Mancha, a través de la Consejería de Desarrollo Sostenible, está tramitando la ayuda del bono social térmico, cuya cuantía total es de 7.729.276 euros. Los destinatarios de esa importante cuantía son las 89.245 personas beneficiarias de esta medida en toda la región.

El ‘Bono Social Térmico’ es un programa de ayudas para compensar los gastos térmicos ocasionados a los consumidores más vulnerables por el uso de la calefacción y el agua caliente o cocina. Se creó por Real Decreto-Ley 15/2018, de 5 de octubre, de medidas urgentes para la transición energética y la protección de los consumidores con el fin de complementar el ‘Bono Social Eléctrico’.

Características y condiciones para recibir las ayudas

La única condición para recibir estas ayudas es la de tener reconocido el ‘Bono Social Eléctrico’, trámite que realiza la persona directamente con la comercializadora. La cuantía de la ayuda a percibir se establece en función de la zona climática en la que reside y de su consideración de vulnerabilidad reconocida que corresponde al Ministerio de Transición Ecológica, a través de la Secretaría de Estado de Energía.

En Castilla-La Mancha hay un total de 89.245 personas beneficiarias del Bono Social Eléctrico a 31 de diciembre de 2019, por lo que los beneficiarios del Bono Social Térmico recibirán una notificación en su domicilio a partir de las Zonas Climáticas. Según los datos provenientes del Ministerio, de las 89.245 personas potenciales beneficiarias, 43.799 tienen la consideración de ‘vulnerable’ y 45.446 ‘vulnerable severo’.

En la provincia de Guadalajara, en concreto, son 6.464 los beneficiarios, con 568.274,34 euros de ayuda.

Todas las provincias de la región tienen la consideración de zona climática D; y además zona climática E en algunas zonas de la provincia de Guadalajara como Molina de Aragón, Sigüenza y municipios colindantes, por lo que también se tiene en cuenta el ámbito territorial de las zonas más despobladas.

Los interesados pueden consultar toda la información en este enlace del Portal de consumo de Castilla-La Mancha.

Primer año transferido a la Junta

Así lo ha explicado este viernes en rueda de prensa en la Delegación de la Junta de Guadalajara el consejero de Desarrollo Sostenible, Jose Luis Escudero, junto al director general de Agenda 2030 y Consumo, Ramón Lara; y el delegado provincial de la Consejería, José Luis Tenorio.

Como ha recordado Escudero, hasta ahora el pago lo venía abonando el Estado, pero en esta anualidad 2020, tal y como establece ese Decreto, se ha traspasado la gestión a las Comunidades Autónomas, por lo que este es el primer año que el Gobierno de Castilla-La Mancha gestiona el pago de esta ayuda. “Y lo hacemos a través de la Dirección General de Agenda 2030 y Consumo de la Consejería de Desarrollo Sostenible, que es el órgano gestor del pago y quien está trabajando ya en realizar todos los trámites oportunos para que la ayuda económica del bono social térmico llegue cuanto antes a las personas consumidoras más vulnerables de la región”.

Se abonará a través de un pago único para el ejercicio 2020, cuya tramitación se ha iniciado este viernes 30 de octubre. El objetivo es que se hayan liquidado las ayudas antes de final de año.

En palabras del consejero, “hemos asumido la gestión de estas ayudas de forma diligente por nuestras competencias en materia de energía y consumo, especialmente las marcadas por la Ley del Estatuto de las Personas Consumidoras en Castilla-La Mancha, aprobada en 2019 por este Gobierno autonómico, con el objetivo de la protección y prevención frente a la vulnerabilidad energética, pero también instando a todas las personas consumidoras a asumir responsabilidad en la eficiencia y el ahorro energético en el hogar, así como en la utilización de recursos energéticos, sostenibles y renovables.

Más información: