Una trabajadora social de Cáritas, de nuestra serie
Una trabajadora social de Cáritas, de nuestra serie "Héroes contra el coronavirus". (Foto: Nacho Izquierdo)

Desde que comenzara la crisis sanitaria provocada por la pandemia del coronavirus, las Cáritas Diocesanas han atendido en Castilla-La Mancha a 6.220 familias, invirtiendo 167.149,56 euros.

Fondos que, según ha informado la entidad en nota de prensa, provienen de la “generosidad” de muchos castellanosmanchegos que han depositado en Cáritas “su confianza” para ayudar a los que más lo necesitan: socios y donantes, administraciones públicas locales, provinciales y regional, entidades bancarias, empresas o fundaciones.

Recursos que se han empleado en realizar transferencias bancarias, vales y en economatos de la propia Cáritas, para que las familias puedan ir a comprar lo que van necesitando en el día a día, ya sean productos de alimentación, de higiene o sanitarios, pero también se ha ayudado a estas familias con el pago de recibos de agua, luz,
calefacción y alquiler del hogar o material escolar.

Desde Cáritas Regional de Castilla-La Mancha agradecen a todos los agentes de Cáritas, voluntarios, sacerdotes y trabajadores “la confianza con que abren sus corazones y se entregan plenamente para llevar las luces del amor y la esperanza a la vida de las personas más vulnerables en este oscuro momento”.