Blanca Fernández, en rueda de prensa.

Blanca Fernández, portavoz del Gobierno de Castilla-La Mancha, ha reconocido que la Junta de Comunidades está ejerciendo una vigilancia especial sobre la residencia de mayores “Casablanca” (ahora llamada Emera) sobre la que este miércoles lanzó graves acusaciones el portavoz del Grupo Municipal de Vox en el Ayuntamiento de Guadalajara, Antonio de Miguel.

A una pregunta de los medios en rueda de prensa celebrada en Toledo, Fernández ha asegurado que ha sido a instancias de la Administración regional que los responsables de la residencia hayan aumentado en estos días el personal disponible para atención de los residentes. “La gestión está respondiendo a los requerimientos”, ha llegado a decir la consejera. Las instalaciones de esta residencia han sido desinfectadas por GEACAM.

Antonio de Miguel solicitaba este miércoles al equipo de Gobierno municipal que actúe “de forma urgente” para que tomen “las medidas inmediatas y necesarias en las residencias de ancianos de la ciudad”. También ha instado en el mismo sentido al Gobierno regional y al de España.

De Miguel daba la voz de alarma abiertamente sobre una de esas instalaciones en concreto porque “en la residencia de ancianos Emera –Casablanca– de Guadalajara ya han fallecido 30 abuelos en dos semanas y media, según asegura el político local.

El portavoz de Vox insiste en que “los residentes se están muriendo en los brazos del personal, que todavía sigue sin contar con el material de protección requerido y adecuado tanto en la cantidad necesaria como en calidad del mismo, algo que es vital en esta situación y en la actuación ante el coronavirus con las personas de mayor riesgo”.

“Al menos ya hay una treintena de fallecimientos en residencias de mayores de la ciudad de Guadalajara, sin que estos residentes hayan sido trasladados a los centros sanitarios. Es inmoral y una grave negligencia por parte de aquellos que están gestionando esta crisis sanitaria porque están dejando desatendidos y desamparados a nuestros abuelos. Les están dejando morir”, ha denunciado De Miguel.

También ha solicitado “equipos de protección para los trabajadores de las residencias de mayores porque les está llegando de forma escasa, a cuentagotas, tanto con los test de detección del Covid-19 como en el caso de las mascarillas de protección o las batas”.

Más información:

Buscan con urgencia trabajadores para las residencias de ancianos