El fallecimiento, inesperado y fulminante, de una mujer de 54 años en su domicilio, en la calle del General Vives Camino, provocó este jueves desde pocos minutos después de ocurrido una creciente oleada de rumores, que vinculaban lo sucedido a un supuesto caso de malos tratos. Nada más lejos de la realidad.

Según ha podido confirmar LA CRÓNICA en fuentes de la Comisaría de la Policía Nacional en Guadalajara, el fallecimiento se produjo por causas naturales. Los gritos del marido al constatar la muerte de la mujer fueron pronto atribuidos por algunos vecinos a una discusión doméstica, desconocedores de lo que en realidad estaba sucediendo. El revuelo en el vecindario por la creciente presencia de coches oficiales contribuyó en las dos horas siguientes a consolidar y propagar esos rumores sobre un supuesto, e infundado, caso de violencia de género.

Según ha podido confirmar este diario, la fallecida era una persona conocida y apreciada en el barrio.